Perfumar el hacha del verdugo

Abr 19th, 2018 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Regresa como un simple mortal solicitando el voto del respetable.

Ya no es el fallido secretario de Gobernación. Miguel Angel Osorio Chong quiere ser senador de la República, pero de esos que van en lugar seguro por la vía plurinominal.

Lo será, no hay duda. Después, no volverá por Tamaulipas.

Ya no es policía, ahora anda en plan de campaña en favor de los candidatos de su partido, el PRI, comenzando con José Antonio Meade y los aspirantes al senado y diputaciones federales. Se reunió con ellos en Altamira y Madero.

Viene como ¿avanzada?. Está confirmado que el candidato a Los Pinos pisará Tamaholipas el 26 del presente.

Don Pepe encontrará una región de “chapulines”, desertores y traidores. Le dieron la espalda a su partido en cuanto supieron que no escurriría más miel hacia sus bocas.

Algo les recordó Osorio pero le faltó fuerza a su mensaje en el tour por la zona sur. Por algo se le fue la candidatura presidencial.

Es el estratega, el ingeniero electoral que nombró el tricolor para conquistar la mayoría en la cámara alta ¿lo logrará?. Si hace el mismo plan que diseñó para regresar la paz a esta tierra, no se le augura mucho éxito.

Menos cuando los escaños de Tamaulipas -ante el Senado- tienen 12 años en manos de sus opositores y, el de primera minoría, Manuel Cavazos Lerma, cuando no anda en el Medio Oriente está dormido en su curul.

Hagamos una definición de las estrategias de seguridad del hombre.

El 13 de mayo del 2014 -hace casi cuatro años- Don Miguel se presentó en Reynosa, como jefe de Gobernación y dueño de todas las policías federales, para anunciar con bombo y platillo la Estrategia de Seguridad Tamaulipas, que acabaría con la delincuencia organizada y devolvería la época en que las familias dormían con las puertas de sus casas abiertas.

Dividió su plan en tres ejes, comenzando con los objetivos prominentes de la delincuencia.

Segmentó el territorio estatal en cuatro zonas que la sociedad no alcanza a comprender si fue una ocurrencia desde el escritorio, o se lo dictó Egidio Torre Cantú, entonces Gobernador.

Zona Frontera: Municipios de Reynosa, Río Bravo, Valle Hermoso y Matamoros; Costa: Municipios de Altamira, Tampico y Madero; Centro: Llera y Victoria, y Sur: Los Morelos y El Mante.

Si es el mismo plan de su campaña política para favorecer al PRI, está perdido.

Desde el 2014 la delincuencia no solo no se redujo sino que creció, y hoy, gracias a esos planes, ocupamos primeros lugares nacionales en homicidios, asaltos, secuestros y robo de vehículos.

Las campañas federales tienen 19 días, un 21 por ciento de los 90 que permiten la Ley, y no vemos que despunten. No solo de los priístas sino de los demás partidos, lo cual merece un tema aparte.

No porque no se hayan movido sino por las propuestas, promesas o compromisos, como se les llame. La gente quiere saber qué van a hacer y cómo. De perdido que un candidato les diga que va a tocar puertas para que se instale una primaria o telesecundaria. Algo más concreto que palabras y lengua.

Si cambiamos de tema, después de hacerle su campaña (gratis) por espacio de largos meses, el alcalde maderense José Andrés Zorrilla entregó por fin la carta de residencia que su contrincante necesitaba.

Desde el dos de agosto el empresario Adrián Oseguera Kernion se dirigió al ayuntamiento para solicitar el documento. Por órdenes del alcalde se lo negaron, según el ahora ex asesor jurídico Roberto Avalos Flores.

Ahí comenzó la exitosa precampaña de Oseguera que, al final, lo conducirá al sillón que ocupa el “finito” presidente del pueblo, dedicado en cuerpo y alma a su reelección.

Generó el escándalo. Le hizo la jornada al aspirante de Morena. Lo sigue colocando en la intención de voto del electorado.

Zorrilla equivocó la ruta. Hizo víctima a su enemigo.

Los tribunales fallaron contra él pero se negaba a aceptar la resolución. En última instancia, cuando el IETAM está por validar las candidaturas, le dieron tres días para emitir la carta o someterse a la destitución.

Como el árbol de sándalo, el morenista Osegura perfumó la mano de quien le infringió heridas, su verdugo. Lo perdonará cuando llegue al municipio y revise las cuentas de tesorería, que no deben andar tan bien, sobre todo los pagos a medios de comunicación.

Es el adiós del alcalde por dos años, una historia de quien toma malas decisiones. Lo malo es que su partido, el PAN, lo haya registrado para seguir en el mando.

Por otra parte, fuentes de Morena confirman que su candidato AMLO regresará a Tamaulipas, ahora a la región sur, concretamente a El Mate, Madero y Tampico. Viene a lo mismo, a promoverse y promover a su gente, o mejor dicho, a los ex priístas y panistas que postuló.

A nivel de elección local, este viernes es el último día de plazo que tiene el IETAM para resolver la aceptación o rechazo de los candidatos partidistas e independientes a las presidencias.

Todo marcha bien, a excepción de un “Chichí” Garza García, del PAN, quien se registró a valor marino en Victoria. Le dirán que le faltaron documentos. Pero hay que reconocerle los pantalones de brincar al estructura de su partido.

El INE autorizó sustituciones de candidatos a senadores y diputados. De Tamaulipas solo apareció como suplente por el V distrito, Juan Alejandro Rivera Torres. Va en lugar de Francisco Daniel González Tirado, dedo chiquito de Gustavo Cárdenas Gutiérrez.

Este viernes hay sesión solemne del cabildo de Victoria a las nueve de la mañana en la plaza principal del ejido Congregación Caballeros, con motivo del 193 aniversario de la capitalidad de la antigua Villa de Aguayo. Buena la decisión del alcalde Oscar Almaraz Smer que se realicen también en el medio rural y no solo en la mancha urbana.

Leave Comment

*