Segundas exequias del PRD

May 8th, 2018 | By | Category: Opinión Pública

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La jerarquía nacional del PRD cumplió -por fin- su amenaza de echar a su gerente en Tamaulipas, Alberto Sánchez Neri, para tratar de recomponer el barco.

Fue nombrado como delegado, o “comisionado político con facultades ejecutivas” el jovenazo Luis Manuel Arias Pallares, oriundo de la Cdmx, ex diputado federal y metido por varios años en el CEN amarillo.

La verdad es que viene a dos cosas. La primera es ratificar la alianza con el PAN y MC, algo a lo que se oponía la pandilla de Sánchez, misma a la que pertenecen Osvaldo Valdez Vargas (el famoso golpeador de homosexuales) y Raymundo Mora Aguilar.

Otra función será la de organizar las segundas exequias del partido en Tamaulipas. Su primer “fallecimiento político” ocurrió en el 2016 cuando mordió el polvo y se quedó sin subsidio oficial.

Esta vez la gota que derramó el vaso fue la intentona de la tribu Alberto-Valdo, de deshacer la alianza con los azules en busca de las alcaldías. Alguien del estatal panista aclaró situaciones y les puso el dedo.

El PRD no maneja billetes porque perdió el subsidio. Sin embargo, el CEN se reserva el derecho de nombrar, además, a un “delegado financiero”.

Según las referencias del señor Arias Pallares, ya fue delegado del nacional en esta región en 2009. Ya conoce más o menos a las tribus locales.

Como argumento para sacar a la pandilla, el CEN y su jefe Manuel Granados Covarrubias mencionan que, se pueden nombrar delegados, en aquellas entidades donde la clientela no llegó al cinco por cinto en la última elección local.

En Tamaulipas no alcanzaron el tres por ciento. Es la razón por la que no tienen diputados locales.

Junto con Tamaulipas, designaron gerentes provisionales en Durango y Michoacán.

Cambiaron de burro a mitad del río, algo que en política es inconcebible.

De todas maneras los gerentes nacionales no cortaron de tajo la influencia de la tribu de Valdez. Lo siguen conservando como presidente del Consejo Político.

La resolución nacional evalúa que el cambio se hizo “ante el riesgo de perder el registro como partido político estatal”.

Ya lo perdieron. Esta vez ratificarán las exequias.

No obstante que van en amasiato con Acción Nacional, el panorama para los amarillos no es muy halagador. No les interesan las posiciones políticas sino el “chivito” que mensualmente proviene del IETAM.

Si son 14 o 16 regidurías las que ganen, les vale gorro. La papa está en las prerrogativas millonarias.

El dato nos dice que la coalición Por Tamaulipas al Frente hizo convenio en 23 municipios. Van en amasiato el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

Aparte, los azules registraron 20 planillas al mismo número de ayuntamientos, los del Movimiento Ciudadano a seis y los del PRD a cinco.

Mas en concreto, el partido que nos ocupa lleva parte en 28 municipios. En solitario debió haber presentado gente en los restantes 15. Valdez y compañía se hicieron guajes.

Igual, los hijos de Gustavo Cárdenas Gutiérrez en el MC registraron por su cuenta a seis candidatos y dejaron ir 14 posibilidades.

Si ampliamos los datos más allá, encontramos que, de los partidos, solo el PRI y PAN (y alianza) registraron candidatos en los 43 municipios. Los demás piensan que, para sacar la lotería, no necesariamente se tiene que comprar el billete.

En otro tema, el viejo pederasta, ahora de 72 años, regresó al CEN tricolor donde ya es conocido. Esta vez recibió el nombramiento como Secretario General Adjunto a la Presidencia.

El sombrerudo es una bola de mañas, aunque no garantía de triunfo. Ha sido delegado tricolor en una docena de estados, algunos con resultado de derrotas.

Junto con él va otro dinosaurio de la ingeniería electoral, José Encarnación Alfaro Cázares, metido toda su vida en el nacional priísta, ex delegado en 16 entidades. Son las nuevas adquisiciones del gerente René Juárez Cisneros para trabajar por la causa de José Antonio Meade ¿le darán resultados?.

Por lo menos ya son dos tamaulipecos metidos en el comité nacional. El segundo, ratificado por el nuevo jerarca, es Ramiro Ramos Salinas, ex presidente estatal del PRI en Tamaulipas y ex pastor del Congreso. Su nombramiento es como Subsecretario de Operación Política.

Cada vez los aspirantes le echan más al carrito sin pensar que, si ganan, a la hora de sacar los billetes no les va a alcanzar.

José Antonio Meade se echó a cuestas algo que desde hace largos años querían escuchar los dinerosos de clase media y alta del país: Que las colegiaturas de educación superior serán deducibles de impuestos.

Y prometió algo que no le gusta mucho a los maestros: Que elevará de 25 a cien mil las escuelas de tiempo completo.

Que otra vez visitará Tamaulipas el joven candidato presidencial panista Ricardo Anaya Cortés. No sabemos qué pero ojalá y no venga a prometer más cosas imposibles de cumplir.

Se habla que los organizadores pretenden reunir más de 20 mil almas en la Laguna del Carpintero, en Tampico, para “contrarrestar” las 15 mil que una semana atrás juntó el puntero por la Presidencia, Andrés Manuel López Obrador.

La verdad es que las grandes concentraciones no confirman que un candidato va a ganar o a perder. Eso sí, apantallan de momento.

Este miércoles a las nueve de la mañana tiene conferencia de prensa la gerencia del INE en Tamaulipas. Que el médico Trujillo Trujillo va a hablar de la organización de los debates.

Tienen chamba los diputados de la LXIII legislatura que lidera Glafiro Salinas Mendiola. Desde el martes hay reuniones de comisiones y la plenaria es el miércoles a las once de la mañana.

Siguen los desencuentros de la sección 30 del SNTE con el imberbe secretario de Educación, Héctor Escobar Salazar, alias “el doctorcito”.

El líder magisterial, Rigoberto Guevara Vázquez, le exigió transparentar las listas de prelación para saber cuantas plazas/horas están vacantes y cuantas de ellas se entregan a los profesores.

Leave Comment

*