Los “casilleros”, problema de partidos

Jun 26th, 2018 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Que los partidos políticos, todos, tienen problemas para designar a sus representantes de casilla y generales. No hallan gente.

Datos del árbitro a nivel nacional dicen que el más avanzado el PRI con el 92 por ciento, seguido del PAN que acreditó el 62 según los requerimientos de la Ley. Son dos casilleros por partido además de los representantes generales que abarcan un determinado número de seccionales.

De los demás, Morena anda por el 88 por ciento en tanto que el Verde llega al 46 y el Movimiento Ciudadano al 20. En el sótano el partido religioso, el PES, con el seis por ciento.

Para colocar a nuestros lectores sobre el tema, hay que decir que nombrar a los directivos de casilla es función del INE. También expedir los nombramientos de los representantes.

Bueno, con un agregado, aparte del presidente, secretario, dos escrutadores y tres suplentes, en cada centro de recepción habrá un secretario y un escrutador para contar los votos locales.

¿Qué pasa en Tamaulipas? Los “principales” contendientes aseguran que cumplieron al ciento por ciento, pero la información oficial no había sido proporcionada por el réferi.

No es necesario que un partido, para ganar, deba tener gente en cada centro de votación. Los directivos, o funcionarios, tienen la responsabilidad de sacar adelante el proceso.

Solo se trata de establecer que, si cubren al cien con sus casilleros, es que tienen estructura, están bien organizados y enaceitados como para ganar.

Sin embargo ellos, en su laberinto, en concreto Morena y socios, olvidaron incluso hacer a tiempo la sustitución de la candidata a diputada federal por el VIII distrito, Tampico, para dejar “viva” a Olga Sosa Ruiz.

Advertir además que una cosa es que los jugadores acrediten a su gente, que el INE les extienda el nombramiento respectivo, y otra que asistan el día de la elección.

Es común que no se presenten o se retiren antes de finalizado el escrutinio y firma de las actas respectivas.

En Tamaulipas podemos pensar que PRI y PAN cumplieron con acreditar a su gente, pero no al cien Morena. De los “chiquillos” ni para que comentar, puras lástimas.

El plazo para hacerlo venció el 21 de junio y, a partir de este lunes 24, los partidos están en condición de imprimir –todo se hace vía electrónica- los respectivos nombramientos.

Por largos años los “casilleros” han sido el Talón de Aquiles de las organizaciones políticas. Ahora mismo, en Tamaulipas, necesitan por lo menos nueve mil 260 representantes ante los centros de recepción más un mínimo también de 600 generales.

Un dato de los últimos procesos federales nos dice que, en el 2012, el PRI fue el único que cubrió los espacios. Acreditó a 13 mil 009 elementos, hombres y mujeres.

Los del PAN andaban cerca; presentaron una lista de 10,057. Por su parte el PRD se quedó lejos con ocho mil 355.

Más antes, en el 2009, los requerimientos eran de doce mil 800 “casilleros” y representantes generales. El PRI reunió a 12 mil 753 y el PAN a once mil 443 ¿Qué va a pasar ahora? La información fluirá horas antes de que arranque la recepción de votos.

Lo que está garantizado es que las casillas serán un gentío. Los funcionarios generales son nueve y los representantes partidistas suman 18.

Ellos tienen autorización para estar detrás de la mesas receptoras, en tanto que pueden intervenir los representantes generales y a una distancia los observadores electorales.

Pues bien, estamos a unas horas del desarrollo de los comicios concurrentes. Por primera vez se juntan en Tamaulipas federales con estatales. Es algo nuevo para los funcionarios y los mismos partidos.

Por primera ocasión hay dos árbitros. Dividieron su chamba, hicieron un convenio de colaboración en que la mayor parte del gasto la aporta el INE. Por ello es el que tiene más injerencia en la etapa de preparación.

Después de recibir los votos en una casilla única, los paquetes federales van a tener como destino los comités distritales, en tanto los estatales a los comités municipales.

Hay algo nuevo también que podría darse en las siguientes horas, si es que lo acuerda el Nacional Electoral: La asunción de la elección para alcalde en Reynosa.

Según la Ley, el réferi nacional puede intervenir en asuntos locales en la modalidad de asunción y atracción. La primera es cuando hace al chamba del árbitro estatal en un caso específico; la segunda cuando toca todo el proceso.

Sigue pendiente la resolución de una denuncia presentada por Alicia Yaneth Villaseñor, representante de Morena, quien pidió del ámbito federal la “asunción” de la votación para la alcaldía.

En otros asuntos, la jerarquía estatal del PRI anunció su retiro de la mesa cívica instalada por órganos autónomos, dependencias de gobierno y partidos políticos para ventilar en lo cortito y con oportunidad, los asuntos de la inminente elección. Ya se fue Morena.

Tal anuncio lo hizo el dirigente Sergio Guajardo Maldonado en conferencia de prensa en la que estuvo acompañado del candidato a senador, Alejandro Guevara Cobos.

A la hora de escribir estas líneas no transcurría el evento de cierre de campaña de los candidatos de Acción Nacional y coalición, en el estadio Marte R. Gómez, con la presencia del presidencial Ricardo Anaya. Por tanto los comentarios los dejaremos para siguiente entrega.

Dejando atrás la política, hablemos de lo bueno que también es noticia. La UAT, a través de la Facultad de Comercio y Administración Victoria impulsa un proyecto de doble titulación con la Universidad del Oeste de Nuevo México, en un programa de colaboración binacional en materia académica y de investigación.

En fecha reciente hicieron estancia en la ciudad de Silver City, Nuevo México, representantes de nuestra Universidad comandados por la doctora Mariana Zerón Félix, quien comentó que hay un adelanto muy importante con autoridades de la WNMU para establecer la doble titulación en nivel licenciatura y proyectos de posgrado.

 

 

Leave Comment

*