El “apenitas” de Enrique Rivas

Ago 21st, 2018 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El “dedazo” nacional favoreció a Claudia Ruiz Massieu Salinas como presidenta del CEN del PRI. Le tocará organizar el mini proceso electoral del 2019.

Sería ratificada como gerente de la franquicia en sesión del Consenso Político a efectuarse este martes a las 18:00 horas.

Desde el día anterior la Comisión de Procesos Internos descalificó al único oponente de la sobrina de Carlos Salinas, un tipo llamado Rogelio Javier Audiffred Narváez, por no reunir los requisitos de convocatoria.

La ratificación de Ruiz traerá sus consecuencias en Tamaulipas para el nombramiento, también por “dedazo”, del sucesor o sucesora de Sergio Guajardo Maldonado (si es que se va, que conste), en la presidencia del CDE.

Hay quien afirma que la señora, antes que un acto democrático, se inclinará por sus amistades, como debe ser y tal y como mandata la retórica tricolor.

¿Quiénes son sus amigas? Para comenzar Doña Mercedes del Carmen Guillén Vicente, todavía diputada, a quien la Salinas invitó para ocupar una secretaría general adjunta en el comité nacional.

Una segunda versión da como “amarrada” a la neolaredense Yalheel Abdala Carmona, fracasada aspirante al Senado. Vendría siendo una especie de premio de consolación.

Hay calificativos para la muchacha como “entrona”, dinámica y persevante, priísta con la camiseta bien puesta, oradora como pocas. Ha pasado por dos puestos de elección popular, algo que exigen los estatutos.

De Doña “Paloma” ni hablar. Tiene una larga historia partidista.

En caso de haber presidenta, la segunda posición al mando debe ocuparla un varoncito por aquello de la igualdad de genero.

Sobre el tema no se han pronunciado las –últimas- vacas sagradas del priísmo estatal como Edgardo Melhem Salinas, Marco Antonio Bernal Gutiérrez, Alejandro Guevara Cobos o de perdis el senador Manuel Cavazos Lerma.

A nivel de “cabezas de ratón” o mandaderos se presionaba en favor de César García Coronado, el delegado de SCT en San Luis Potosí, que no cuenta a su favor con el mínimo requisito de haber pasado por una regiduría o cierta cartera en un comité municipal.

De la gira que el exjefe de giras de Geño Hernández realiza por la entidad, sorprende que en Matamoros lo hayan tratado con frialdad y negado su “apoyo”. Desde luego que, para conseguir su objetivo, no necesita del voto de la militancia o delegados.

Doña Claudia necesita tomar la decisión a más tardar el último de agosto porque el primer domingo de septiembre –cuando mucho el segundo-, debe empezar el proceso electoral local 2018-19.

Otros afirman que el tricolor necesita un braga´o del tamaño de Enrique Cárdenas del Avellano para reorganizar los restos de la estructura, y “pasar la charola” a los pocos militantes prominentes.

De última hora surgió la versión que Don Manuel Cavazos tratará de intervenir a favor de uno de sus “retoños”, lo cual no se duda si Claudia pertenece al grupo salinista.

Extraña también que Alejandro Guevara Cobos, uno de los aspirantes al más reciente interinato, no haya levantado la mano. Si su destino es la fría banca, después de la diputación, no le caería mal la dirigencia estatal del partido. También es entrón y orador.

Cambiamos de tema para mencionar que, en última instancia, será el TRIFE el que decida para quién es la alcaldía de Nuevo Laredo luego del cochinero que empezó a descubrir el Tribunal Electoral del Estado.

Por lo pronto los magistrados domésticos anularon 29 casillas con la suma de ocho mil 919 sufragios, algo que no modificó la resolución en favor de Enrique Rivas Cuéllar.

Podrían anularse más ¿por qué? Es que hay una lista de prominentes funcionarios de la Presidencia municipal del propio Rivas, que fungieron como representantes de casilla.

Los opositores presentaron una lista de 13 funcionarios municipales que acudieron a defender el voto en las urnas.

René Espinoza Morales, Coordinador de Telecomunicaciones; Fernando López Torres, Jefe de Uso Eficiente de Energía Eléctrica; Alfonso Daniel Treviño Velazco, jefe de Contratación; Mirna Ofelia Garza Cedillo, Jefa de Control de Proyectos de Infraestructura Urbana.

Carlos Ernesto Alvarez, Jefe de Mantenimiento de Infraestructura Deportiva; Roberto Solano, Coordinador de Bienes Muebles e Inmuebles; José Angel Martínez Morales, jefe de Distribución de Agua Potable de Limpieza Urbana; Omar Serna Morales, jefe de Consulta, Préstamo y Elaboración de Guía del Archivo Municipal;

María Guadalupe García, jefa de Vinculación Educativa; Olivia Carmen Gutiérrez Campos, jefa de Albergue de la Coordinación de Desarrollo Urbano; Francisco Lara Gómez, Coordinador de Proyectos; Rafael Bermea Zúñiga, Coordinador de Turismo.

En cuanto a Nora Aida López Juárez, Jefa de Análisis y Volumen de Obra, se desempeñó como presidenta de mesa directiva de casilla.

Hay por lo menos un ciento más de mesas receptoras de votos que el TRIFE podría anular, con lo cual le pondrían un “susto” a Enrique.

También el Tribunal Federal definirá en el “pleito” que se traen en el PRD por una de las tres regidurías en la planilla del PAN y socios en Victoria, que ganó Xicoténcatl González Uresti.

La gente de Osiris Sánchez Rivas le dio la razón a Gladyz Nery Enríquez Velázquez, quien va en la tercera regiduría. El hecho es que no tiene su credencial de elector en Victoria y, hace dos años, fue aspirante a la diputación por Xicoténcatl.

Se dice empresaria en la capital al haber conseguido 800 mil pesos regalados de la SEDESOL para proyectos productivos.

Es el más grande “golpe” que se espera den los magistrados federales respecto a las elecciones en Tamaulipas, quitar una regiduría para dársela a otro (María de Jesús Guerrero Fernández). Todo lo demás miel sobre hojuelas.

Leave Comment

*