“Fuerza aérea” en la capital

Ago 26th, 2018 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Sinceramente que Don Manuel López Obrador es un “niño de pecho” en comparación con lángaras como Carlos Salinas de Gortari, el mero jefe de las “mafia del poder” (según las propias palabras del hoy Presidente electo).

Por eso yo no creo que, en su lactancia, el de Tabasco se aviente el “tirito” de tumbar gobernadores y, aun más, consignarlos a la autoridad por motivos políticos.

Los actores del concierto nacional ya le toman la medida. Por lo pronto saben que sus promesas suenan a cuento.

Le advirtieron varios, entre ellos el de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, que respete y no se meta con la autonomía de las entidades hermanas. Seguro que no lo hará.

El independiente de Nuevo León, Jaime “El Bronco” Rodríguez Calderón fue más allá al amenazar que, si hay intromisión o no le entregan las participaciones a que tiene derecho, se saldrá del pacto federal para navegar con sus propios impuestos. La federación se queda con la parte del león del pastelillo.

La sangre no llegará al río. Si la ecuanimidad no entra por el presidente (futuro), se dará por el lado de los ejecutivos locales.

Salinas de Gortari “tumbó” a 14 Gobernadores o los llamó a ocupar otras responsabilidades para que no le estorbaran. Es un récord que tiene en las cachas de su pistola.

Con mucha fama de bondadoso pero, según la historia, el presidente Lázaro Cárdenas hizo desconocer a ocho jefes estatales.

Miguel Alemán Valdez se aventó varios trompos a la uña, entre ellos el desconocimiento de Hugo Pedro González Lugo en Tamaulipas, en 1947, con lo cual desaparecieron los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Con él se fueron los alcaldes.

A Ruiz Cortines, el señor amabilidad, se le cuentan tres desafueros.

Don Luis Echeverría registró cuatro “calaveras políticas” entre ellas la del Gobernador de Sonora, Carlos Armando Biebrich, quien a los 34 años se considera el más joven de la historia reciente de México.

López Porillo fue el verdugo de dos.

A pesar de su “mano suave” a Peña Nieto se le adjudican las renuncias de Angel Aguirre Rivero y Fausto Vallejo (este último con señalamientos de “relaciones peligrosas”).

Ya no halla uno a quien irle.

Por largos años, desde Miguel de la Madrid, el gobierno federal saludaba con la bandera de la descentralización, mandar recursos para que los administraran los estados y municipios, algo que no funcionó. Los residentes municipales se embolsaban la lana y no pavimentaban calles o construían viviendas (el caso más concreto el de Tula, Juan Andrés Díaz Cruz, todavía con problemas con la Auditoría Superior).

El señor López quiere hoy manejar los dineros en forma directa, sin intermediarios, llevar las obras sin “gestores” o “moches” para los diputados. Pretende monopolizar la inversión y cacarear cualquier huevo.

La idea no es mala ¿podrá aterrizarla?. La verdad es que se cometen muchas pillerías con la lana que viene del centro.

En los programas oficiales es una tradición que, si se trata de repartir hatos de 12 vacas, cuando llegan al productor solo aparecen ocho o menos. Igual con las borregas, chivas o gallinas ponedoras.

Como el presupuesto va de la mano con la política, Don Manuel y su gente tienen el proyecto de construir una gigantesca estructura que les garantice la permanencia en el poder por varios sexenios ¿cierto?.

Separar las inversiones federales, dará lugar a que las entidades reduzcan hasta en un 50 por ciento sus anunciados presupuestos de ingresos y egresos. Les reducirán la capacidad de maniobra. Los estados prácticamente no hacen obra pública.

Algunas entidades mantienen lo que llaman Ley de Inversiones Federales en Estados y Municipios, al considerar que esos dineros ya son su presupuesto. En Tamaulipas no la hay.

Lo que sí está muy claro es que ni el Estado ni la federación pueden permitir que se repita la historia reciente de la Secretaría de Salud (Don Teofilito al frente) en que se gastó dinero para pagar celulares y boletos de avión, para gente que ni siquiera laboraba para la dependencia.

Hay quienes le ven cara de autoritario a AMLO. En lo personal creo que es un niñito de pecho en comparación con los presidentes que “tumbaron” Gobernadores a su antojo.

Ahora resulta que hasta los pastores de las iglesias cristianas cobran en el ayuntamiento de Oscar Almaraz Smer, ciudad Victoria.

Con razón el presupuesto no alcanza ni para reponer las lámparas de la entrada a la colonia Moderna.

La fuerza aérea es encabezada por el pastor de la mismísima Fraternidad de Pastores Cristianos y Evangélicos de la región centro, Luis Humberto González Isas, de la Iglesia Luz Para las Naciones.

González se chuta diez mil 943 pesillos cada 30 días por el concepto de “conferencias y asesorías”, y le siguen José de la Cruz Briones Frausto, con 16 mil 240; Citlaly Elizabeth   Chávez Velázquez, con casi los once mil, lo mismo que José Socorro Meraz Pérez, y seis mil 500 le dejan a José de Jesús Tovar Guerrero.

En el vano esfuerzo de repetir en la alcaldía, Oscar Almaraz Smer comenzó a pagar a los “hermanos”, cada 30- días, desde octubre del 2016. No están mal 55 mil 600 del águila.

Aparte, hay algo que les podría resultar responsabilidad a las regidoras Silvia Guadalupe Ponce Rosas y María Isabel Paulín Delgado, al cobrar viáticos en la presidencia capitalina para asistir a los eventos de la CNC. Responsabilidad también para el Tesorero y el Síndico que autoriza.

En otros asuntos, La Asociación Nacional de Oficiales Mayores de los Congresos de los Estados (ANOMAC), le otorgó una distinción a Tamaulipas. El Secretario General del Congreso local, fue nombrado Vicepresidente de los Secretarios Generales de los Poderes Legislativos Locales para el periodo 2018-19, esto en el marco de la XXVIII Asamblea Internacional de esta organización, efectuada en Toluca.

La UAT ya cuentan en Tampico con instalaciones a la vanguardia de la calidad educativa que requieren los futuros abogados, al entrar en servicio una nueva Sala de Juicios Orales en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, inaugurada recientemente por el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca el Rector José Andrés Suárez Fernández.

Leave Comment

*