Alcaldes de Morena, más de lo mismo

Nov 4th, 2018 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Ya cumplieron un mes en la chamba pero los nuevos y reelectos alcaldes no han cuajado. Nada nuevo y menos espectacular, ni obras ni servicios.

En particular, la atención ciudadana está sobre las administraciones emanadas de MORENA en los municipios “grandes”, Matamoros y Madero, para conocer su “estilo” de matar pulgas. Como sabemos, el partido de AMLO ganó además Cruillas, Guémez y Díaz Ordaz.

¿Que ha sido de ellos? Han caído en “más de lo mismo” como dice el slogan partidista. Hasta funcionarios tricolores y azules han incorporado a sus equipos.

El matamorense Mario López Hernández y el maderense Adrián Oseguera Kernion mantienen la misma estructura administrativa de sus antecesores, no eliminaron burocracia.

Al instalarse en el sillón, el nueve jefe de la “Tres Veces H” se soltó la lengua con diversas promesas saludando con dinero de la federación, como eso de invertir hasta tres mil 500 millones de pesos que, según dijo, ya pidió a la Cámara de Diputados. Una cosa es pedir y otra que se le otorguen, aun cuando su partido tenga la mayoría parlamentaria.

Entre las obras principales, quiere construir la tercera planta de agua potable y

una serie de obras viales millonarias y hospitalarias que seguramente no se cumplirán si, como sabemos, el gobierno de Tamaulipas y los municipios fronterizos recibirán menos participaciones en 2019 como resultado de la reducción del IVA, ISR y recursos de hidrocarburos por la baja en el precio.

Lógico que Doña Federación también ingresará menos.

En Guemes, lo más extraordinario que anunció el presidente Luis Lauro Reyes Rodríguez, es que no va a “pintar” los vehículos municipales y equipamiento urbano con los colores emblemáticos del partido pejista (como lo hizo el anterior, panista, Carlos Cárdenas González).

Es algo que, si se le busca, no resulta muy caro como vemos el caso del municipio de Victoria con las patrullas de Tránsito y Vialidad, que ya son azules para ir en concordancia con el PAN, el partido que postuló a Xicoténcatl González Uresti.

Con fecha uno de octubre los jefes de compras hicieron una cotización interna para mandar rotulas las patrullas. Pidieron información a tres negocios y el resultado fue: Rótulos El Castillo presupuestó tres mil 500 pesos por unidad; Publigrafic, cuatro mil 800 y Grafiser cinco mil 325, más el IVA respectivamente.

Sobra decir que la chambita se le encargó a Castillo. Se dio una asignación directa y sin contrato por la poca monta del gasto.

Algo que no resulta oneroso si sabemos que son 20 patrullas y otro tanto de camiones de limpia que provienen de la administración anterior.

En Matamoros y Madero es donde se esperaban sorpresas, que los nuevos alcaldes la emprendieran contra sus antecesores tomando en cuenta que Jesús de la Garza Díaz del Guante y José Andrés Zorrilla dejaron un mugrero. Mínimo deberían estar en el banquillo de los acusados cuando no a disposición del fiscal anticorrupción.

 

Los presidentes morenistas están a tiempo de revolucionar sus respectivas administraciones, siguiendo el ejemplo de AMLO de arrancar la cruzada por la austeridad, acabar con privilegios, adelgazar la estructura municipal y terminar con las prebendas de que gozan los líderes sindicales de los ayuntamientos.

Ya estaremos analizando los presupuestos de egresos que envíen al Congreso del Estado, según los acuerdos de cabildo sobre el reparto del pastel público.

En Madero, Oseguera calcula que recaudará 659.3 millones de pesos anuales, que representan un aumento de casi el seis por ciento en relación al ejercicio 2018. Nada de aumento de impuesto predial.

En lo político, el presidente morenista dio marcha atrás a la decisión de su antecesor, Andrés Zorrilla, de cambiar el nombre de la plaza “Isauro Alfaro”, por el de “Madero”.

Alfaro fue el fundador del gremio de estibadores (terrestres) y su nombre volverá a la emblemática plaza.

Un desacierto muy marcado de Adrián, es que ya está programando obras por siete millones de pesos del programa FORTAMUN 2019, cuando el nuevo gobierno federal no ha enviado al Congreso el proyecto de egresos ¿ya le dijeron que tiene asegurada esa lana?. Si es presupuesto del 18´ está saludando con sombrero ajeno.

Muy difícil que el señor Kernion vaya a cumplir la palabra de pavimentar 50 kilómetros de calles en su trienio. Los ayuntamientos no tienen presupuesto para obras, el escaso dinero de que disponen lo usan para pagar personal ¿acaso a los presidentes morenistas les llegará el chorro de dinero para hacer política?.

Eso de poner en servicio cuatro camiones de pasajeros del municipio para prestar transporte gratuito a estudiantes, es bueno si realmente lo llega a cumplir.

Mismo compromiso hizo el ahora alcalde victorense, Xicoténcatl González Uresti, emanado del PAN, aunque es temprano para que lo lleve a la práctica. Seguramente lo hará en los siguientes meses.

Lo más espectacular del empresario Oseguera es que no va a cobrar sueldo, que lo donará para becar a cuando menos 200 estudiantes con 500 pesos cada mes.

El precedente nos dice que es un compromiso que no siempre surte efectos. No cobran la raquítica nómina pero sí las abultadas compensaciones. Así lo hizo Gustavo Cárdenas Gutiérrez cuando fue alcalde de la ciudad capital. Demagogia pura.

Así pasa con el alcalde de Valles en la vecina entidad potosina, Adrián Esper Cárdenas, electo por la vía independiente, quien en un arranque demagógico prometió que cobraría un peso mensual. ¡Hágame usted el refabrón cavor!

No sabemos si el de Madero ya entregó la primera mesada a los estudiantes. Si resulta cierto, es un ejemplo que deberían seguir el resto de los alcaldes.

De ediles altruistas solo se recuerda a Fernando “El Pich” San Pedro Salem, de Tampico, quien por segunda ocasión ocupó el palacio municipal en 1972. El dinero de su pago se asignaba a labores sociales, en particular para niños y madres desamparadas.

Ya habrá oportunidad de comentar el arranque de actividades de los presidentes de otros partidos, PAN y PRI.

Leave Comment

*