El “dedazo democrático” de AMLO

Ene 16th, 2019 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- A pesar de lo avanzado del proceso electoral por las diputaciones locales, entre los actores hay mucha pasividad. Como que la contienda no ha despertado interés.

Por lo visto los partidos no harán coalición. Cada quien se rascará con sus propias uñas.

De última hora podría darse el amasiato –otra vez- entre Morena y el Partido del Trabajo, o bien coincidir en candidaturas comunes (lo cual no necesita convenio). Pero la verdad es que los pejistas no necesitan guajes para nadar y solo estarían ayudando a sus “amigos” para que vuelvan al financiamiento estatal.

El plazo para que lo hagan vence el domingo 20 de enero.

Los empleados de Alberto Anaya (o sea el PT) tienen abierta su convocatoria para registrar precandidatos en los 22 distritos, hasta este miércoles 16 del presente ¿cuántos militantes o simpatizantes respondieron al llamado? Ni pagándoles una buena feria. Son hombres al agua.

Por otro lado, ya desde septiembre pasado el jefe estatal de Acción Nacional, Francisco Elizondo Salazar, declaró que van solos. La unión con PRD y Movimiento Ciudadano, en lo federal, no les trajo beneficio alguno. No están en condiciones de repetirla para solo ayudar a su contraparte.

Si cambian de opinión les queda muy poco tiempo.

Los priístas también van solos. Publicaron ya sus convocatorias y se disponen a sacar adelante el proceso. Entregaron en tiempo y forma su plataforma individual. Ya instalaron su Comisión de Procesos Internos, que preside Jaime Elio Quintero García, y la de Postulación de Candidatos que encabeza Lucino Cervantes Durán. Nadie quiere asociarse con ellos. El atractivo son Morena y PAN. La real disputa será entre ambos.

En este tenor, decíamos, todos se van a rascar con sus propias uñas.

Las precampañas arrancan el 20 del presente con duración de un mes pero, si no hay competencia interna ¿para qué? sale sobrando que se movilicen.

Ya solo falta que Acción Nacional emita su convocatoria para saber las reglas del juego. Los demás ya lo hicieron.

Los siete independientes dejan mucho que desear. El 21 se abre la posibilidad buscar firmas de apoyo. Si pasan irán a campaña pero con pocas esperanzas de triunfo. En Tamaulipas nadie ha ganado por la libre.

Volviendo con los pejistas, empiezan a arreciar las precampañas anticipadas rumbo al gobierno del Estado (en 2022). Por ahora son tres los protagonistas más fuertes: Héctor Martín Garza González, Américo Villarreal Anaya y José Ramón Gómez Leal ¿cómo se definirá?. El escenario está muy lejos.

Pero no pueden negar que manejan el futurismo. Los tres han tenido actividades en territorio por los municipios, sobre todo el “superdelegado” que dispone de todo el tiempo del mundo, y la justificación de levantar el censo de los programas sociales.

Si la fecha está muy lejana, nadie debe olvidar que la decisión última la tomará el Presidente López Obrador, fiel a la tradición de que es el Presidente en turno el que impone a los candidatos de su partido. Así lo hicieron el PRI y PAN, y la mecánica no puede romperse.

Cualquiera que sea el procedimiento de designación (hablan de encuestas, antes de llegar a la asamblea estatal), en última instancia será el Jefe el fiel de la balanza, como en los tiempos priístas. Por más democracia que haya, no puede ser diferente.

Está por confirmarse cual es el “estilo” pejista de postular candidatos. Pronto habrá “amarrado” para Baja California y los nombres sobre la mesa son: Jaime Bonilla Valdez, Cleofas Martínez Vélez y Arturo González Cruz. Los sondeos dicen que cualquiera arrasaría en las urnas hasta con el 45 por ciento de la votación.

Lo que sí está bien claro, y que seguro se repetirá en Tamaulipas llegado el momento, es que el abanderado de Morena será el más y mejor amigo de AMLO. Aquí no puede haber, rifa, sorteo o un “águila o sol”. Son responsabilidades que –si ganan- no se les pueden entregar a cualquiera. Además, seguirán siendo Gobernadores cuando dentro de seis años el de Tabasco se haya ido a su tierra.

Superada la prueba de Baja California, los grupos que se integran en nuestra entidad podrán irle tanteando el agua a los camotes.

Cuando permanecían en el poder, los priístas cambiaban de estilo. Primero el que se movía no sale en la foto; luego, el que no se mueve no alcanza ¿cuál será el estilo de Obrador? ¿dedazo democrático?. Los sondeos de opinión salen sobrando.

Está visto que en nuestra entidad son tres. De la noche a la mañana no se podrían formar otras figuras, ni de los presidentes de Matamoros, Mario López Hernández y de Madero, Adrián Oseguera Kernion. Para entonces ya no estarán en el encargo.

Muy discreto pero el “posicionamiento” empieza. Al final de la tarde el elegido podría ser el más cercano con el señor López ¿quién es? Lo veremos allá por diciembre del 2021.

Una buena noticia para los tamaulipecos es que para el arranque de las campañas y la elección, ya no estará como gerente del INE el médico veterinario Eduardo Manuel Trujillo Trujillo. Pidió su cambio y se lo dieron a Nayarit, una región en que no habrá comicios en el 2019.

La baja tendrá vigencia partir del uno de febrero, según anunció en conferencia de prensa.

Su actuación fue controversial. Como árbitro estatal en los comicios del 2018 dejó muy mal sabor de boca. Enredó temas en lugar de ser factor de armonía, como es el caso de los debates para diputados y senadores que había “armado” por su cuenta.

No le ayuda mucho su perfil de veterinario, con una maestría en lo mismo, ante la función de preparar comicios.

Comunicó que su reemplazo será Olga Alicia Castro Ramírez (tamaulipeca), que según las referencias es una chucha cuerera en esos asuntos. Tiene licenciatura en Ciencia Política por la UANL y maestría en Derecho Electoral por la Universidad de Durango.

Ha sido jefa estatal en Sonora, Guanajuato, Zacatecas y el antiguo DF ¿será cierto lo que se dice de ella? Ya la conoceremos.

 

Leave Comment

*