La mejor opción para el IETAM

Feb 4th, 2019 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- José Fernando Díaz González, de 49 años, es contador público auditor, vive en Madero, ha laborado como jefe de personal del restaurante El Pollo Marino y gerente de Cervezas Moctezuma. Ahora está desempleado y no lo niega.

Por tal motivo mandó solicitud y sus papeles al Instituto Nacional Electoral. Quiere ser el jefe del IETAM de marzo del presente a marzo del 2021, por lo menos.

¿Acaso no es la mejor opción? El resto de los 28 que solicitaron ya tienen empleo dentro del Estado o fuera de él (la mayor parte cobran en el Tribunal Electoral y el propio Instituto). Está en plena edad productiva y con el ánimo y descanso suficientes para sacar adelante el proceso electoral que arrancó desde septiembre pasado.

Hay otro, Evaristo Benítez Castro, médico veterinario de 70 años, catedrático de tiempo completo de la UAT, según manifiesta en sus documentos. Ya fue dos veces consejero del Instituto Electoral y tiene experiencia ¿es opción? A su edad ¿puede con las dos chambas?.

Hay otros profesionistas cuyo perfil no “encaja” con la función de árbitro electoral. Tienen carrera de agrónomos, ingenieros en sistemas y relaciones internacionales ¿son la solución? Los jefes del INE nos lo dirán según la “línea” que reciban.

Después de los que han pasado por la chambita, cualquiera puede llevarse la morralla de 174 mil del águila mensuales ¿no lo cree usted?.

Los viles “dedazos no han cambiado”, lo cual también es corrupción, ese mal que el Presidente López Obrador se ha comprometido a erradicar en todos los frentes.

Por cierto, y hablando de las candidaturas, le dimos una “ojeada” al avance de firmas de apoyo de los independientes y mire lo que encontramos. Sigue a la cabeza el joven Octavio Almanza Hernández, mejor conocido en Nuevo Laredo como Tatis, que quiere ser diputado por el segundo distrito.

Le quedan 14 días para demostrar que tiene popularidad suficiente para derrotar a los aspirantes postulados por los partidos.

En 15 días de actividad ha acreditado mil 784 apoyos que representan el 46.54 por ciento de los que necesita ¿podrá cumplir?. Parece que no porque, según la versión, el PAN le ha propuesto la candidatura por el tercer distrito de allá mismo.

Digamos que haría lo mismo que Vladimir Coronado Posadas, de Tula, quien comenzó como independiente para alcalde y fue coptado por el partido azul para hacerlo su candidato.

A los demás que van por la libre, Leonardo García Vera, de Reynosa; Irma Gisela Aranda Benavides, de Matamoros; Kelvin Castillo Garza, de Victoria; José Alfredo Gómez Hernández, Madero, y Aidé Silvia Contreras Zarazúa, de Madero, alguien les tendrá que decir: Gracias por participar.

No es fácil vencer a los partidos. Se necesitaría de una descomunal popularidad. Ya vimos que, en la pasada elección federal, no pudieron remontar Juan Antonio Mansur Ouidé, por el VIII distrito, Tampico, y el millonario Francisco Arellano Conde, del V Victoria. Se necesita lago más que tener dinero en los bolsillos.

 

Además, el escenario se complica con la llegada del Partido Nueva Alianza (mejor conocido como Panal), que ya recibió el visto bueno de participar en la elección (¿será la última instancia jurisdiccional?). Hasta le van a dar financiamiento ordinario y para campañas.

En los hechos el Panal va en una alianza de facto con el Partido Acción Nacional para tratar de ganar más distritos. Uno o más profesores irían de candidatos. Van con todo contra Morena.

Si Acción Nacional afloja pondría en riesgo el control del Congreso del Estado, algo que necesita para sacar adelante su proyecto de gobierno.

Lo que suena a vacilada es la afirmación de los expulsados del PRD, liderados por Osvaldo Valdez Vargas y Cuitláhuac Ortega, que por lo menos 20 mil almas se van con Morena, a la de ya ¿de dónde los sacan?.

Son los expulsados de dicho partido. Secuestraron las siglas por largos años y disfrutaron de los subsidios oficiales hasta que mandaron a quiebra las arcas. Heredaron deudas por multas. Pero ¿20 mil? Si no pudieron ganar una regiduría plurinominal.

Cierto que, al final de la tarde, la competencia por las diputaciones locales será una lucha sin cuartel entre el PAN y asociados y Morena. El primero es gobierno estatal y no ha hecho una mala labor; el segundo acaba de llegar a Palacio Nacional y el “efecto peje” continúa. Digamos que será un “choque de trenes”.

Solo hay una observación: La soberbia desmedida de los morenos que, antes de la cuenta regresiva final, los podría dejar fuera de combate. Cantan victoria antes de tiempo.

De los tricolores ya nadie se acuerda pese a que ahora mismo nominan a sus candidatos.

Para el viernes siguen registrando aspirantes. Deben presentarse los interesados en la segunda “comalada” de once distritos que van por la vía de “comisión”, o sea “dedazo” directo.

Hay que decir que es un partido que no está muerto. Si bien sus candidatos por “convención” no son muy conocidos, podría dar la sorpresa en ciertos distritos. Se puede levantar como el Ave Fénix.

Antes de irnos, el alcalde de Victoria, Xicoténcatl González Uresti, se dispone a pedir un préstamo para la realización de obras por la suma de 90 millones de pesos, más costas e intereses.

Si lo autoriza el Congreso del Estado, el contrato se hará con el Banco de Desarrollo de América del Norte para acciones en agua potable, saneamiento y pavimentación de calles.

El último préstamo que solicitó la comuna local fue por 50 millones de pesos en diciembre del 2010, alcalde Arturo Díez Gutiérrez Navarro, que todavía no se liquida. Se deben diez millones. Ya se han pagado aproximadamente 110 con los intereses y gastos operativos.

Que se recuerde, Arturo ha sido el peor alcalde de los últimos 98 años (promulgación de la Constitución de Tamaulipas en 1921). El mejor, en el mismo periodo, Don Jesús Ramírez Macías (originario de Aguascalientes), dos veces primera autoridad de Victoria.

 

Leave Comment

*