Aquí les llamamos habladores

Feb 14th, 2019 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Demasiada confianza de Morena respecto a su posible triunfo en las elecciones del dos de junio en Tamaulipas.

Mucha soberbia. Sus jefes cantan victoria antes de tiempo. No entienden que la sombra de López Obrador no les dará la mayoría de tres a uno que aseguran les favorecerá. Los votos no llegan del cielo, tendrán que pisar terreno, sudar la camiseta y ganarlos.

Desde el confort de la cámara de diputados, un tal Alejandro Rojas Díaz Durán, con aire de perdonavidas, anuncia que este sábado viene a Tamaulipas para reunirse con las fracciones pejistas y preparar la victoria de por lo menos “un tres a uno” por sobre el PAN.

Como dicen, “modesto” el tipo pero ¿quién es?. No se sabe bajo que nombramiento viene a la tierra cueruda, donde el enlace nacional de Morena es Renato Molina.

Afirma que es el “coordinador de asesores” y suplente del senador Ricardo Monreal Avila, el pastor de la Cámara ¿y eso qué?.

Habla muy “picudo” desde la comodidad de las oficinas en la capital, pero se nos hace que no conoce Tamaulipas, a su gente, a los grupos hacia el interior de Morena que tratan de alcanzar las candidaturas y, si no se las dan, se podrían ir hacia otras corrientes de opinión.

Ya van dos videos que el susodicho manda a los tamaulipecos desde la comodidad de la Cdmx.

A lo mejor no sabe que, en esta tierra heroica, a ese tipo de políticos se les llama hocicones.

No conoce la modestia. Manda mensajes amenazadores como ese de “vamos a ganar con amplísima ventaja, ya les dije que va a ser tres a uno” por el solo hecho de que AMLO tiene una popularidad –según él- del 90 por ciento en su actuación como Presidente.

La verdad es que los morenos necesitan poner los pies en la tierra, pensar como mortales y no tragarse la liebre antes de alcanzarla. Del plato a la boca se cae la sopa.

Los jefes aseguran que –según sus encuestas-, traen en Tamaulipas una intención del voto del 80 por ciento contra un 20 de Acción Nacional, y algo imperceptible del PRI.

Necesitan moderarse y analizar con la cabeza fría la situación que impera en esta tierra. Las victorias no llegan por milagro. Antes de decirse ganadores, pueden anteponer que será una elección difícil.

Las oposiciones no están mancas y menos el PAN que es gobierno. El mismo PRI puede reverdecer en algunos distritos y, si no alcanza la victoria, por lo menos será factor de decisión.

Hay que decirle al señor Díaz Durán que primero se entere de los acontecimientos, que aquí hay dos grupos que inciden en cualquier elección: Los maestros y los burócratas estatales y federales, cuyas simpatías no son precisamente hacia Morena.

El gane de López Obrador los ha ensoberbecido. El sentimiento de superioridad frente a los demás no es buen consejero. Están perdiendo pisada. No deben subestimar a sus contrincantes por más modestos que sean.

Bien sabemos que será un “choque de trenes” de dos partidos, pero de eso a la cantaleta de la victoria anticipada hay mucha distancia. El respetable ciudadano puede cambiar de opinión en cuando arranquen las campañas. Morena no ha definido ni a sus precandidatos.

Mas les vale serenarse y, a Don Alejandro, ponerse un bozalillo cada que se presente por tierras tamaholipecas. Aquí no viene a matar indios. Hay conciencia y razonamiento sobre el sufragio.

Serénese Don Alex. Antes de hablar de huracanes, hable de que tratará de convencer a los tamaulipecos para que voten por sus candidatos ¿no cree?.

Se sabe que empezarán a registrar a sus aspirantes a partir del lunes. No harán precampañas. El “dedazo” final vendrá de la Ciudad de los Palacios y puede dejar heridos graves. Necesitarán realizar la “operación cicatriz” que tantos éxitos le dejó al PRI.

Los priístas por cierto, con toda la tranquilidad del mundo, definirán este sábado en convenciones distritales, quiénes serán sus candidatos en los primeros once escaños al Congreso Local.

En ciudad victoria las asambleas se realizarán en el auditorio de la Liga de Comunidades Agrarias a partir de las doce del día.

Por el distrito 14, Victoria Norte, será postulado el ex alcalde Alejandro Etienne Llano. Este jueves se bajó de la contienda interna el diputado Carlos Morris Torre, quien pretendía la reelección.

Por el PAN ya tienen contrincante, María del Pilar Gómez Leal, notaria en esta capital. Falta la definición por Morena.

Candidata por el distrito 15, Victoria Sur, será ungida Ofelia Garza Pineda, hija del legendario (hoy desaparecido) activista de izquierda Heberto Garza Morales, originario de Santa Engracia.

Este 14 de febrero, Día del Amor y la Amistad, estaría cumpliendo 55 años el médico Rodolfo Torre Cantú, asesinado cuando era candidato del PRI a la gubernatura. Por tal motivo, los jefes del CDE organizaron evento en que dieron lectura a la trayectoria política y social del malogrado.

Un día antes tomó posesión como presidente del PRI en la capital un imberbe y desconocido Horacio Reyna de la Garza –regidor de oposición en Victoria-, llevando como secretaria generala Arlette Marcos Ruiz. Por lo menos los priístas ya saben que son un cero a la izquierda.

Si hablamos del Tribunal Electoral de Tamaulipas, mire que el joven Sergio Antonio Guevara Vázquez, notificador del IETAM, demandó a su patrón por no haberlo liquidado conforme a la Ley. Lo corrieron por algo que no tiene importancia: Carece de título de licenciado en Derecho.

Bronca grande también con el Panal. Carlos Gamaliel Cisneros Ruiz, sedicente jefe estatal, ya tiene autorización como partido local pero ahora quiere financiamiento oficial por todo el 2019.

Pero a Carlitos se le puede caer todo. MORENA y PRI presentaron controversia constitucional argumentando que ese “chiquillo” está sepultado.

Falta tiempo. Veremos que pasa.

Leave Comment

*