Pobreza de magistrados cuerudos

Feb 21st, 2019 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Duro y a la cabeza el golpe que asestó el TRIFE, Sala Monterrey, a Doña Heladia Hernández Rojas y sus muchachos y muchachas del Tribunal Electoral cuerudito.

Es algo que seguro ella no lo olvidará en su vida. No es lo mismo hacer tortillas que aplicar la Ley.

Los magistrados de la Sala Monterrey revocaron la sentencia que le devolvía el registro, y hasta con subsidio y aplausos, al Partido Nueva Alianza (Panal) para postular candidatos a diputados en el proceso que está en marcha.

Ya solo faltó que los regios le dijeran a los nuestros que se pongan a chambear como manda la Ley.

El prestigio del TRIELTAM quedó por los suelos.

Desde el 15 de diciembre el Instituto Electoral había declarado al Panal sin derecho a jugar por las diputaciones, al no haber obtenido el tres por ciento de la votación total de julio del 2018, por las alcaldías.

Sin embargo, respondiendo a una apelación de los jefes del partido, el 29 de enero los héroes del Tribunal hicieron fiesta y le devolvieron el derecho a participar… Y le concedieron subsidio para el 2019.

Ante ello se pusieron al brinco Antonio Leal Doria, de Morena, y Alejandro Torres Mansur, del PRI, y pidieron juicio de revisión constitucional electoral, alegando que nuestros magistrados tomaron en cuenta, para devolver el registro, las elecciones del 2016 y no del 2018 como correspondía.

Este miércoles los del Tribunal Federal les dieron la razón. El partido de los profes no tiene derecho a ir por las diputaciones.

Al mismo tiempo vinculan al Instituto de Tamaulipas a reponer proceso y verificar resultados del 2015-2016 y 2017-2018. Tiene tres días para hacerlo o también habrá sanciones.

Por cierto que, ante esa misma pobreza de los jefes del tribunal local, salió ganando Jesús Hernández Anguiano, el ex gerente del IETAM que presentó renuncia y no recibió las prestaciones de Ley por su retiro.

La Sala Monterrey ordenó que se le cubra la totalidad de prestaciones por “riesgo”, por término del encargo y el pago del subsidio por Impuesto Sobre la Renta.

Por lo menos podrá comer durante los dos años que la Ley le prohíbe conseguir alguna chambita, después de haber dejado la presidencia del órgano colegiado. Incluso no puede ser candidato a cargo de elección.

En otros asuntos, vaya que ha levantado comentarios la actitud de los panistas “chapulines” que dizque se van con Morena.

Lo menos que se dice es que no hay moral, ese “árbol que da moras” según las apreciaciones del viejo cacique potosino Don Gonzalo N. Santos.

En su tiempo los negativos fueron para los priístas que brincaron hacia el Movimiento de Regeneración Nacional.

Del equipo azul, se habla que trabajarán por los pejistas aquellos ex alcaldes que no recibieron el visto bueno para su reelección, o bien están bajo investigación de la Auditoría Superior del Estado por presuntos delitos.

En este caso los señalados de pillastres son muchos ¿en verdad se van todos?. Ahora mismo Morena recibe basura de donde venga.

Punta de lanza de los desertores sería el joven ex presidente de Madero, José Andrés Zorrilla, cuyas cuentas públicas no le cuadran. Todo lo que entró (en dinero) salió pero mucho se quedó en las carteras de los ex funcionarios ¿o no?.

Si los que perdieron pasan a la oposición, habría que contar a Rosa Isela Corro, ex presidenta de Miguel Alemán que se la jugó por la reelección, pero no se le hizo, y a Don Francisco Leal Guerra, de El Mante que, si bien no estaba en la línea de repetición, realizó buena labor en los dos años de ejercicio.

De Guémez, Carlos Cárdenas González ¿también se va con los morenos?. Su madre perdió la sucesión.

Pasa lo mismo con los diputados (actuales) que no lograron convencer a su partido que los vuelva postular: María de Jesús Gurrola Arellano, Ciro Hernández Arteaga, Ana Lidia Luévano de los Santos, Georgina Cárdenas Thomae y otros que hicieron buena tarea legislativa.

El miércoles, el PRI solicitó en el Congreso del Estado que el siguiente Gobernador dure en ejercicio cinco años ¿por qué no dos?.

Entre los principales partidos, PRI y PAN, está confirmado que la elección presidencial puede arrastrar con senadurías y diputaciones federales y también alcaldías.

En el 2021 habrá elección de diputados federales y locales. Un año después, en 2022, Gobernador del Estado que bien pudiera ser por dos o cinco años.

Para 2024 Presidente de la República, senadores y diputados federales.

Pero si el acuerdo parlamentario es por dos años, en el 24´ volvería a renovarse el ejecutivo del Estado.

Egidio Torre Cantú tuvo oportunidad de concederle dos años a su sucesor. Sin embargo pensó que su precandidato Alejandro Etienne Llano sería el elegido, y ganaría su partido, el PRI.

La pensó mal. Los vientos de cambio arrasaron con gubernatura y diputaciones.

En la época, el grupo azul tiene la disyuntiva ¿que le conviene más?.

Cuando el PRI estaba en el poder, comenzó a perder terreno desde el año 2000; la historia se repitió en el 2006 y sucesivamente 2012 y 2018, en lo federal. En lo local chupó faros en el 2016.

En la última federal, el PAN alcanzo 475 mil sufragios; el PRI 228 mil, pero Morena y socios 786 mil.

En el ámbito de la capital, comerciantes, patrones y empresarios fumaron la pipa de la paz con el ayuntamiento que preside Xicoténcatl González Uresti. Se pondrán a trabajar por la remodelación de la calle Hidalgo y conseguir beneficios para la ciudad.

La última reunión que sostuvieron fue en la Sala de Juntas del edificio del 17 Hidalgo, con la presencia del presidente de Canaco, Juan Carlos González Alanís; Rodrigo Baca, de Coparmex, y los comerciantes Marco Smith y José Loperena, que fueron de los más renuentes a aceptar el cierre de la circulación vial.

Se reunirán cada semana para coordinarse sobre el objetivo de la “Hidalgo Peatonal”. Retomarán el proyecto del Patronato de la Zona Centro victorense.

 

Leave Comment

*