Salud, el galeno infartado

Mar 19th, 2019 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Ahora sabemos que el último de noviembre del 2024 se va a “La Chingada”. No buscará una reelección como lo han acusado sus contrincantes.

Es el compromiso de Andrés Manuel López Obrador. Ya dijo que, al culminar los seis años de ejercicio, radicará en su rancho de Chiapas.

Cayó bien entre sus malquerientes la afirmación –“los conservadores”- de “no estoy de acuerdo con la reelección y nunca, en ninguna circunstancia, intentaría perpetuarme en el cargo”.

Seis años son suficientes, dijo Don Peje, “para desterrar la corrupción y la impunidad”.

Hace bien en aclararlo.

Acá entre nos, le decimos que los seis añitos no le alcanzarán para curar la pus que brota del gobierno. Necesitaría poner en práctica la solución de El Bronco neoleonés: Cortar la mano a los bandidos.

Así tendríamos un país de mancos y mancas ¿que le parece?.

Por lo pronto, PAN y otros partidos se sintieron satisfechos luego que el Presidente firmó su compromiso de nunca buscar la reelección. Se les acabó esa bandera de molestarlo.

En asunto electorales de Morena, López Obrador estrenó su “dedito” con dos candidaturas a Gobernador: Jaime Bonilla Valdez, en Baja California, y Miguel Barbosa Huerta, en Puebla.

Es el dedazo de la 4T.

El de Tabasco debió haber intervenido con energía para poner en su lugar a Ricardo Monreal Avila, coordinador del Senado, quien trataba de meterse y ejercer funciones de jefe alterno del partido.

En Puebla perdió su precandidato, el senador Alejandro Armenta. Ganó Barbosa.

¿Qué consecuencias habrá en Tamaulipas? Que los asuntos de candidaturas los manejará el partido y no el Senado. Los abanderados por los 22 distritos por la diputaciones locales serán auténticos militantes como es el caso de José Antonio Leal Doria, distrito 14 Victoria Norte.

De todas maneras el cargamaletas de Monreal, el señor Alejandro Rojas, no le ha bajado a su tono. Este martes subió a redes una entrevista radiofónica de cadena nacional en que agrede a la jefa partidista y se refiere a los precandidatos a diputados en Tamaulipas, auspiciados por él.

Son muchos los intereses que están en juego, comenzando con la presidencia de Morena antes de que finalice este año, y la “grande” en el 2024.

Y si hablamos de pleitos, son muy grandes y con muchos rencores los que se traen en la secretaría de Salud a cargo de Doña Gloria Mendiola. Las diferencias parecen irreconciliables y podrían obligar al mero jefe a tomar medidas drásticas: Correr a todos.

La mañana de este martes empleados de la oficina principal escucharon con interés el pleito que se recetó con el subsecretario Mario Encarnación Cantú Salinas, motivado por el desabasto de medicamentos que detonó –ahora- en el Centro Oncológico (atrás del Hospital Infantil) Estatal.

Por enésima vez se pusieron los guantes Gloria y Mario, pero esta vez el escenario fue más grave y estuvo apunto de traer consecuencias funestas y no solo golpes y patadas: El hombre salió infartado.

Aunque no quiso ser hospitalizado, sino trasladado a su domicilio, los testigos señalan que su estado de salud no es bueno.

Los escuchas le dan razón a los reclamos del médico Cantú en querer hacer las cosas según las normas y protocolos en la compra de los medicamentos, donde no sale bien librado el jefe administrativo Alejandro Aguilar Poegner, un licenciado egresado del Instituto de Estudios Superiores de Tamaulipas, Tampico.

Dan a entender que hay componendas entre Aguilar y el proveedor incumplido – que lo es de todos los centros hospitalarios-, en tanto que la jefa no pone un alto para remediar.

Según lo que escucharon los testigos no invitados, Gloria no quiere exigir al Subsecretario Administrativo y este tampoco al responsable del abasto. Un círculo vicioso que da sospechas y, como siempre, el que pierde es el respetable público, los pacientes y sus familiares.

Aguilar sustituyó en octubre del 2017 al contador Salvador Arvizu Vargas, un varón extremadamente conservador y clerical pero honesto, supuestamente llevado ahí por la exsecretaria Lidia Madero Martínez, de efímero desempeño que no alcanzó a “sanar el sistema”.

Solo una recomendación a los jefes del sector Salud: Cuando sostengan este tipo de desencuentros, ordenen una ambulancia de emergencias que esté pendiente. Al rato alguien se muere en el viejo edificio agrarista de la calle 17 y eso no sería recomendable. Ya ve como es la prensa nacional.

Y al médico Cantú, pues que se recupere pronto para que regrese a la chamba.

En cosas más amables, el Rector de la UAT, José Andrés Suárez Fernández, inauguró el ciclo de conferencias sobre Ciberseguridad, que se desarrollarán del 19 al 22 de marzo en el Centro de Excelencia Campus Victoria.

Como parte del evento, el Rector entregó constancias de certificación a 58 integrantes del personal universitario que se han capacitado en cursos, talleres y seminarios de Seguridad de la Información y la Norma Internacional ISO 27001:2013 acreditados por la Entidad Latinoamericana de Consultoría Educativa (Enlace).

Martes y miércoles hay actividad en el Congreso del Estado. Uno de los temas más importantes es el análisis de la iniciativa que pide aplicar cárcel de uno a tres años, a los conductores de vehículos que provoquen accidentes mientras usan celulares u otros medios de comunicación.

Se refiere a daños materiales, aparte de otros delitos que ya se persiguen incluso de oficio como lesiones y pérdida de vidas.

Una pregunta querido lector ¿está usted de acuerdo con esta pena?. El que escribe considera que cinco años de cárcel serían un buen escarmiento.

Hace 34 años murió Jesús Reyes Heroles, considerado el gran ideólogo del PRI. Desde entonces nadie ha ocupado su lugar ¿tanta pobreza intelectual?.

Militantes de Antorcha Campesina protestaron frente a las oficinas de Comapa Victoria. Cuando la perra es brava, hasta a los de casa muerte.

Leave Comment

*