«Mosqueado» 194 aniversario de la capitalidad de Victoria; faltaron tres regidores y un síndico

Abr 22nd, 2019 | By | Category: Nota del día

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Con un “mosqueado” evento de media hora, el cabildo victorense “celebró” el 194 aniversario de la capitalidad de Ciudad Victoria.

A pesar de tratarse de una sesión solemne, inasistieron cuatro miembros del cabildo: El síndico Luis Torre Aliyán y los regidores Gladys Neri Enríquez Velázquez, Eusebio Arellano Rodríguez y Fabián Cervantes.

Para ellos fue más importante tratar asuntos personales que cumplir con la encomienda de su representación popular.

La sesión se realizó en la explanada interior del Palacio Municipal, declarada recinto oficial, para lo cual se rentó un toldo, tarimas, mesas y sillas.

Ante la falta de público asistente, los organizadores llenaron los espacios con empleados del ayuntamiento que fueron sacados de sus oficinas para hacer “bulto”.

De los ex alcaldes solo respondieron a la invitación dos: Bladimir Joch González y Tito Reséndez Treviño.

Brillaron por su ausencia expresidentes constitucionales como Jaime Rodríguez Inurrigarro, Gustavo Cárdenas Gutiérrez, Pascual Ruiz García, Enrique Cárdenas del Avellano, Alvaro Villanueva Perales, Eugenio Hernández Flores, Arturo Díez Gutiérrez, Miguel González Salum, Alejandro Etienne Llano y Oscar Almaraz Smer.

Aparte los ex presidentes sustitutos de los últimos años como Zélideth Saeb, Egidio Torre Cantú, José Manuel Assad, Fernando Méndez Cantú y Alejandro Montoya Lozano.

El discurso oficial estuvo a cargo del Cronista de Victoria, Francisco Ramos Aguirre, quien dio cuenta que la antigua Villa de Aguayo es capital definitiva desde el 20 de abril de 1825.

En los años previos se dio una disputa por la sede de los poderes.

Inicialmente la capital del Nuevo Santander fue lo que hoy es Jiménez, para trasladarse luego a San Carlos.

Con la llegada del brigadier Joaquín de Arredondo Mioño se acordó trasladar los poderes a Aguayo por considerarla estratégica por su ubicación geográfica, cruce de caminos entre Tampico, Soto la Marina, Monterrey, Saltillo y Texas que facilitaba el tráfico de armas, municiones y acopio de víveres.

A mediados de 1821, “la capital del Nuevo Santander se convirtió en un asunto discutible entre la clase política”, dijo Ramos Aguirre, de tal forma que intervinieron comerciantes y hacendados que apoyaron al Gobernador Juan Echeandía para que los poderes regresaran a San Carlos.

Un grupo liderado por el clérigo y diputado tulteco José Eustaquio Fernández, quería que los poderes siguieran en Aguayo.

Al iniciar 1822 “en una hábil maniobra de la diputación provincial” la sede de los poderes volvió a San Carlos.

Para abril de 1823 la capital de Santander regresó a Aguayo.

En esa época comerciantes y políticos de Tampico aparecieron en escena y quisieron “agenciarse la capital”, dijo el Cronista.

Como respuesta inmediata los legisladores se apresuraron y designaron a Padilla como la residencia oficial de los poderes, donde permanecieron entre julio de 1824 y principios de 1825.

Cuando el congreso federal avaló el cambio de nombre de la provincia de Nuevo Santander a Las Tamaulipas, el Congreso local decidió trasladar la capital a Aguayo y se le impuso el nombre de Victoria en honor del presidente Guadalupe Victoria que acababa de tomar posesión.

El 20 de abril de 1825 el Vice Gobernador Enrique Camilo Suárez publicó el decreto del Congreso Constituyente: “La Villa de Aguayo es la capital del Estado de las Tamaulipas; se concede a Aguayo el título de Ciudad, y se llamará Ciudad Victoria”.

Leave Comment

*