Morena, el pleito que sigue

Jun 10th, 2019 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Pese a los malos resultados en la elección del dos de junio, Morena se sigue dividiendo en Tamaulipas. Los rencores crecen cada vez entre militantes originales y “prianistas”.

La siguiente bronca ha comenzado. Es por la dirigencia y el consejo estatal que deberán renovarse ahí por noviembre luego del nacional.

El pleito es entre los auténticos “chairos” -como el Presidente López ha dividido a los mexicanos- y los conservadores que vienen del PRI y PAN.

En lugar de ponerse a trabajar por la creación de un real partido –que hoy no lo es-, los morenos comenzaron a desenterrar sus hachas para la guerra fratricida (entre hermanos de partido) que sigue. No entendieron el mensaje que les envió el electorado.

Se decían ganadores por carro completo. Apenas llegaron a 345 mil sufragios que les dieron un escaño de mayoría.

El jefe formal –no el que manda- del comité, Enrique Torres Mendoza, culmina su ejercicio en los siguientes meses. Bueno, ya terminó pero le dieron vida para manejar el proceso eleccionario que llegó a las urnas.

Para algunos militantes prominentes, Don Henry fue un cero a la izquierda. Ni las manos metió para evitar la paliza electoral.

Es un profesor egresado de Atequiza, Jalisco. Estuvo en la normal de Tamatán en la época de gloria de los guerrilleros (aquí estuvo Lucio Cabañas como estudiante), que luego fue cerrada por razones alusivas.

Culminó su carrera en 1979 y se vino a tomar el gis.

El nueve de noviembre cumplirá sus primeros 70 añitos de edad.

Luego de la derrota, el profe aceptó que no son un partido. En realidad no lo son, carecen de la estructura organizacional que generan sus estatutos. Se fueron a las campañas encomendados al Señor y perdieron.

Según los documentos básicos, en Tamaulipas deben contar con comités de base que dicen que son la célula de su extensión territorial.

Cada unidad necesita contar con un mínimo de cinco y máximo de 60 activistas de barrio, colonia, en las fábricas, escuelas, poblados, grupos deportivos y todo lugar donde se den cita ciudadanos ¿en dónde están?. No salieron a promover el voto por los abanderados pejistas. No existen.

Conforme a la teoría, esos grupos integrarán la asamblea municipal para nombrar un comité que se encargue de coordinar la chamba ¿y luego?.

Pero los municipales tampoco existen. Fueron dados de baja hace varios años luego que vivales se pusieron al frente para cobrar su lana con el sudor de la frente de otros.

Aquellos estados con más de 50 municipios –que no es el caso de Tamaulipas- tendrán que integrar un mando regional o de zona, aparte de los distritales y seccionales (según el INE, en los 9 distritos la división es de 2,009 secciones).

Tales no existen en Tamaulipas y, por tanto, no tienen los elementos para designar estatutariamente al siguiente comité estatal junto con su consejo. Como siempre, el dedazo tendrá que venir del centro del país.

Así llegó el profe Torres en octubre del 2015, en una elección con vigencia de tres años. Junto con él se instaló el presidente del consejo, el ahora fallecido José Antonio Leal Doria.

En esa época acababa de morir el dirigente Laurencio García García, primer representante del pejismo en la costa cueruda.

Otra gran bronca para el Movimiento es que deben acreditar a militantes en el extranjero ¿cuántos tienen?. Cero labor partidista mientras los billetes del subsidio no se reflejan.

La última gran falacia de los estatutos morenistas es que, su afiliación, tienen que hacerla casa por casa ¿trabajo gratis? ¿con gente pagada?. Es la percepción democrática que tiene el señor López.

Es claro que andan mal e irán peor si se siguen confrontando por algo tan simple como la presidencia estatal y los billetes del subsidio. Así no ganarán diputaciones y menos la gubernatura en 2022.

Por lo que se sabe ya hay personas que pretenden la dirigencia como Eduardo Gattas Báez y Nora Hilda de los Reyes Vázquez, sin dejar de mencionar a Javier Villarreal Terán. Pero de inmediato surgieron voces discordantes que les recuerdan su pasado priísta, como si todos no vinieran del Revolucionario Institucional.

El mismo señor López fue presidente del PRI en su natal Tabasco.

Con ese criterio no van a llegar a buen puerto. En la pasada elección no pudieron acreditar a todos los representantes de casilla. Los que realmente acudieron ese domingo fueron unos cuantos.

Gente destacada del partido comenta que no se sabe qué hacen los gerentes con el dinero de prerrogativas y las cuotas obligatorias a que someten a funcionarios militantes. El “moche” es del 50 por ciento.

De esta forma, si por la vía plurinominal llegan Guillermina Medina Reyes, Roque Hernández Carmona, Analilia Canturosas, Susana Juárez Rivera y Ulises Martínez Trejo, deberán despojarse del 50 por ciento de las dietas para el partido (un diputado ahora mismo gana alrededor de cien mil del águila cada 30 días).

Son las cuotas que debe reportar Doña María de la Luz del Castillo Torres, la única diputada con que cuentan en el congreso local quien, por cierto, ha desempeñado un pésimo papel. En no pocas sesiones la han sacado del Palacio Legislativo en camilla rumbo al hospital o se la pasa en la enfermería.

El siete de enero del 2019 cumplió sus primeros 77 veranos.

De malas también el jefe del clan pejista, Don Manuel, luego de haberse entregado a los “gringos” para evitar la imposición de aranceles a nuestras exportaciones. Está claro que no es lo mismo ser borracho que cantinero (fue un crítico de Peña Nieto por haber recibido al entonces candidato Trump).

Ya decíamos que andaría por Tamaulipas el Presidente del Comité Coordinador y de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción, José Octavio López Presa. Pues bien, este lunes firmó un convenio marco de colaboración con la Universidad Autónoma de Tamaulipas y su Rector José Andrés Suárez Fernández, tendiente a fortalecer el Sistema Estatal Anticorrupción.

Lo anterior en presencia del Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, quien felicitó esta suma de voluntades y refrendó la disposición de su gobierno por trabajar con la UAT y las instituciones, en todas las acciones encaminadas a combatir y desterrar la corrupción e impunidad.

 

 

 

Leave Comment

*