Gerardo Peña para Tamaulipas 2022

Jul 5th, 2019 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El INE está por terminar la fiscalización de ingresos y gastos de candidatos y partidos en el curso de las campañas para diputados. Hay puras “blancas palomitas”.

Bueno, por cuestiones meramente administrativas el órgano aplicará a los partidos que operan en Tamaulipas multas por 12.90 millones de pesillos, algo que significa “quitarle un pelo a un gato” si conocemos los subsidios que tienen del erario.

Los 155 candidatos que jugaron ingresaron 103.51 y se gastaron 102.36 millones. Tendrán que devolver a “Lolita” lo que pretendieron ahorrar.

Dicen los informes que, en los 22 distritos, los fiscalizadores detectaron 802 testigos de campaña en la vía pública, es decir, pasacalles, mantas, bardas y panorámicos.

Monitorearon medios impresos en que ubicaron 54 contenidos de proselitismo, en tanto que en Google y la red de Internet hallaron 146 pagos de publicidad. Por igual realizaron 545 visitas de verificación a casas de campaña y eventos.

Decíamos que puras blancas palomitas. En las seis entidades en que hubo elecciones el INE inició 28 procedimientos sancionadores, cuatro de ellos en Tamaulipas.

¿Cómo quedamos? Todo en la excelencia. Tres casos terminaron como infundados y el otro desechado.

Nuestra entidad no será mancha nacional por “mapachismo”.

Dos juicios estuvieron encaminados contra Morena y sus candidatos por el posible uso de recursos públicos, pero no progresaron. Sus operadores son almas de la caridad que tienen acceso directo a la Gloria.

Otro sancionador enfiló sobre la candidata del PAN a la diputación por el distrito XIV, Victoria, María del Pilar Gómez Leal, pero la señora no cometió pecado alguno.

Algo parecido con la priísta arrepentida y ahora panista Martha Patricia Palacios Correa, candidata por el distrito IX, Valle Hermoso. Ni por su mente pasó hacerle trampa a sus contrincantes.

Pues bien, el lunes se reúne el Consejo General del INE para aprobar –a menos que suceda una tormenta- lo mencionado líneas arriba.

A ello se agregarán los dictámenes de fiscalización de los candidatos partidistas y el independiente. Ahí sabremos el reparto de las multas y, como usted y yo estamos pendientes, nos daremos cuenta si los sabuesos del Instituto documentaron la renta de un avión por parre de la jefa de Morena, Yeidckol Polevnsky para realizar gira por Tamaulipas.

Si reportó el desembolso no habrá multa; si lo hizo y no reportó a tiempo, le vendrá una sanción igual que si pasó por alto cualquier informe.

Lo que sabemos es que los motivos del castigo a la bolsa, a todos, es por no reportar a tiempo los movimientos económicos y actividades de los candidatos. De todas maneras la sangre no llegó al río. Los que ya son candidatos electos así se van que quedar y cobrarán su dos añitos en la nómina.

Pueden dormir a pata suelta de aquí al uno de octubre. Nada tienen de qué preocuparse si el asunto ya fue ventilado también en el Tribunal Estatal Electoral y tampoco encontraron causas como para “tumbar” gente.

En la sesión de este fin de semana los magistrados anularon algunas casillas –a petición del PRI-, pero los sufragios no tuvieron el peso suficiente como para perfilar a nuevos ganadores. El PAN se queda con 21 diputaciones de mayoría; Morena con una y el PRI con cero.

Con este escenario hasta es posible que los “bravos” del tricolor y el experto “Oaxaco” de Acción Nacional, no tengan que recurrir al TRIFE. Tan bonita que es la conformidad. Allá en el centro del país podrían pensar que en Tamaulipas, en materia política, andamos como perros y gatos.

En cambio esa mala imagen le llega directamente a Morena. Empezaron a darse hasta con la cubeta por algo tan simple como es la designación del presidente del Consejo Estatal, en este caso la de un muchacho de nombre Jaime Oyervides Martínez, hijo de mamá Micaela Martínez Narváez, ambos al servicio en cuerpo y alma del Gerente de la Cuarta Transformación en Tamaulipas, JR Gómez Leal.

Que se sepa, para el nombramiento de Oyervides no hubo convocatoria del CEN a un Congreso Estatal, en apego al artículo 27 de los estatutos del partido.

Es lo que hace ver el senador Américo Villarreal Anaya en entrevista con el colega Fernando Acuña Piñeiro. No se cumplió el protocolo para sustituir al difunto José Antonio Leal Doria.

Según los documentos básicos, un Congreso es el que elegirá al presidente del Consejo y a la Comisión de Honestidad y Justicia.

La conclusión es que hay pleito, ya visible, por el control del partido. Los actores van a querer tener el control de los órganos internos para llevar mano en la designación de candidatos en el 2021 (alcaldes y diputados), y rumbo al 2022.

En este caso José Jaime tendrá vigencia por varios meses. Pronto llegará la renovación del comité, consejo y comisión. De todas maneras debe ser trascendente para los grupos internos que se disputan el poder.

Viendo el tema con bastante claridad, no es tanto el poder del jefe del Consejo. Leal Doria lo tuvo por la inactividad senil del profesor Enrique Torres Mendoza, mera decoración como presidente.

Es el pleito que sigue entre los pejistas. Las tribus van a querer todo, consejo y comité.

Y causó sorpresa –a lo mejor es una broma anticipada- la difusión por Internet este viernes, de un logotipo de promoción política que dice: “Gerardo Peña 2022”.

En la parte izquierda las siglas GP entrelazadas, al fondo la figura del cerro Bernal de Horcasitas (el emblema de Tamaulipas) y el logotipo del PAN en el cero de 2022, enmarcado en tonalidades azules ¿algún significado?.

Pudiera ser ocurrencia de un desempleado, el inicio de operaciones de los amigos de GP o un “destape” directo de quien se dispone a tomar los destinos del Congreso del Estado a partir de octubre.

Broma o realidad, oficial o no, es el “destape” de Peña para la sucesión gubernamental. Llegado el momento –si el dedo de los Dioses lo determinan-, mas o menos así andaría la propaganda de su candidatura.

Leave Comment

*