Informe de Américo: ¡Se fue grande!

Ago 28th, 2019 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Una protesta enérgica. Solo así hacen caso.

Vaya carta la que mandó el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca al Presidente López Obrador, solicitándole audiencia para ver el tema de seguridad.

Es un grito de auxilio. La federación no ha sabido escuchar a Tamaulipas mientras se desangra entre luchas cruentas de los grupos delictivos, y ahora atacando a las fuerzas estatales. Aquí no ha llegado la Guardia Nacional. Al menos no se ve.

Primera vez que un Gobernador exige en esos términos al Presidente, sean o no de la misma militancia partidista.

Está fechada el 26 de agosto, fue recibida en Palacio Nacional el 27 y difundida en redes el 28 por el propio Gobernador con el comentario “Estoy solicitando una cita con el Presidente López Obrador. No veo respaldo de las instituciones federales de seguridad para enfrentar al crimen organizado en Tamaulipas. Son los policías estatales quienes lo están combatiendo”.

Apenas el día anterior se dio un enfrentamiento entre la corporación estatal y delincuentes, que dejó como saldo siete muertos del bando de “los malos” y tres lesionados del sector oficial.

La 4T se ha desentendido de su compromiso de garantizar seguridad a los tamaulipecos, de generar la paz y tranquilidad que con urgencia demanda la sociedad.

Desde diciembre los funcionarios hicieron declaraciones sobre la presencia federal, pero no definieron estrategias y menos llamaron a sus contrapartes estatales para coordinarse.

Solo planes y proyectos. Que habrá cuatro coordinaciones regionales, Nuevo Laredo, Reynosa, Madero y Soto la Marina, atendidas por 600 efectivos cada una, para hacer hasta dos mil 400.

En julio pasado el “superdelegado” José Ramón Gómez (le quitamos lo Leal porque quien sabe como andará en lealtad), anunció que llegarían a Tamaulipas cuatro mil de la Guardia Nacional ¿cuándo? ¿a dónde?.

Promesas. Que ya andaban 90 uniformados de la 4T por el sur, Tampico, Madero y Altamira, con 30 comisionados en cada uno.

Que 150 estaban asegurados para Matamoros y 30 más para ciudad Victoria.

Hasta el jefe de Seguridad Pública, Augusto Cruz Morales, se atrevió a decir que los de la GN buscaban cuarteles para radicar a su gente ¿todavía no los consiguen?.

A lo largo de casi tres cuartillas, Cabeza de Vaca hace una exposición de las acciones de su gobierno desde la llegada en el 2016; “decidimos mirar el problema de frente, no culpar a los de atrás ni responsabilizar a otras esferas de gobierno”, afirma.

No se anda por las ramas, va directamente al tema. Le dice al Presidente: “Según la información oficial, Tamaulipas ocupa el lugar 22 en la asignación de elementos de la Guardia Nacional por cada mil habitantes, notoriamente por debajo de Zacatecas, Tabasco y Chiapas”.

No es que aquellas entidades no tengan problemas. Lo que pasa es que aquí están más acentuados, hay asesinatos a diario relacionados con la delincuencia organizada. El gobierno estatal se enfrenta con sus propios recursos y elementos.

Meses atrás, desde el seno de CONAGO y la GOAN (conferencias de Gobernadores), el de Tamaulipas había solicitado a los funcionarios del pejismo que aterrizaran a territorio y se pusieran de acuerdo con los gobiernos locales. No le hicieron caso.

Esta vez se los recordó en la publicación: “En materia de seguridad la federación y los estados, deben trabajar en forma coordinada en un entorno de confianza y de diálogo permanente. Sobre todo debemos mejorar la toma de decisiones estratégicas y operativas”.

Hay urgencia por atender el problema como lo dice el Gobernador: “Estamos auténticamente en una carrera contra el tiempo” y expresa a López Obrador las seguridades “de que tendremos su atención”.

Ya la hubo. Desde Palacio Nacional se giraron instrucciones a los secretarios de Seguridad Pública y Defensa Nacional de atender este mismo jueves el asunto de nuestra entidad.

Si vamos con otros temas, mire que la verdad es que el senador Américo Villarreal Anaya “se fue grande” en los contenidos de su Primer Informe de actividades que desmenuzó en Tampico este martes. Afirmó haber presentado 83 iniciativas de decreto y punto de acuerdo (64 y 19 respectivamente), por mencionar uno de los puntos principales.

El hombre asistió a 73 de las 74 reuniones del Senado. Luego entonces tuvo que haber presentado un promedio de 1.13 iniciativas por sesión, que lo convertiría en el más productivo de todos los tiempos.

Textual escribió: “En este primer año de trabajo legislativo promoví 64 iniciativas y presenté 19 puntos de acuerdo en beneficio de los tamaulipecos y de México”.

Le dimos una “checadita” a los datos de la Cámara Alta y no es cierto. Mintió. Tal vez esos números generan lo que hizo “asociado” con otros o con el grupo parlamentario morenista.

Ahora bien ¿en beneficio de los tamaulipecos? Habría que analizarlo con más detenimiento. Los paisanos no lo consideran así.

En torno al comentario político del día a día, se genera en torno a la alcaldesa panista de Reynosa, Maki Esther Ortiz, por asistir precisamente al evento de Américo que se convirtió en una reunión de “notables” del Movimiento de Regeneración Nacional. Fue prácticamente una demostración de “músculo” para lo que viene.

Ella misma publicó la fotografía con la leyenda: “Acompañando a su informe a mi amigo de muchos años y colega, el Senador Américo Villarreal. Felicidades y Bendiciones! Seguiremos trabajando juntos por Reynosa y Tamaulipas!.

Los comentarios vienen en dos sentidos. El primero, que la dama ya trabaja con la Cuarta Transformación y buscará la candidatura al Gobierno del Estado en el 2022, o por lo menos garantizarle un escaño en el Congreso en el 2021. El segundo es que colmó la paciencia de los operadores de Palacio de Gobierno que le harán pagar su deslealtad ¿traición?.

De que le traerá consecuencias las traerá ¿expulsarla del PAN? No era un evento netamente partidista (Morena), pero sí le causará fastidios en corto plazo.

Leave Comment

*