Al banquillo de los acusados

Sep 1st, 2019 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Los papeles están sobre la mesa. La voluntad política dirá cuantos van a dar a la cárcel o “la libran”.

La Auditoría Superior del Congreso del Estado y la Comisión Permanente terminaron su chamba. Las cuentas públicas arrojan culpables e inocentes. Andan bailando más de tres mil 400 millones de pesos e los 43 municipios.

Hay de todo, “charales”, “peces chicos” y “algo grandes”. Ahora tiene la palabra la Fiscalía Anticorrupción.

Del Gobierno del Estado fueron dictaminadas 66 cuentas públicas tanto de los tres poderes como de organismos descentralizados. Milagrosamente pasaron la prueba 62 instancias y quedaron a deber cuatro: Las Comisiones Municipales de Agua Potable de San Carlos, Miquihuana, Palmillas y Cruillas.

Es ahí donde los ex gerentes o ex alcaldes podrían ir a mascar fierro al penal.

¿No hallaron peces gordos? No, pero que tampoco panda el cúnico, las cuentas se refieren al ejercicio 2017 (pocos son los presidentes “repetidores”).

Por si nuestros lectores lo olvidan, dependen de gobierno las Comisiones de Agua de Río Bravo, Zona Conurbada, Mainero, Guemes, Casas, San Carlos, Méndez, Llera, Padilla, Cruillas y Miquihuana. Las restantes 27 son paramunicipales.

De los ex presidentes ¿quiénes van al banquillo de los acusados?. Están atorados documentos de 59 ejercicios, que no significa que sea el mismo número de ediles.

Solo pasaron la prueba de honestidad 32 informes.

¿Quiénes son los deshonestos?. Se lo vamos a decir por partes tal y como lo marca la Auditoría superior.

Ayuntamientos “atorados”: Abasolo, Aldama, Burgos, Bustamante, Camargo, Casas, Cruillas, Guemes, Guerrero, Díaz Ordaz, Hidalgo, Jaumave, Jiménez, Llera, Mainero, Miguel Alemán, Miquihuana, Nuevo Morelos, Ocampo, Palmillas, Reynosa, San Carlos, San Nicolás, Soto la Marina, Tampico, Tula, Valle Hermoso, Victoria y Villagrán.

Comapas municipales: Abasolo, Aldama, Altamira, Camargo, Gómez Farías, Guerrero, Díaz Ordaz, Hidalgo, Jaumave, Jiménez, El Mante, Mier, Miguel Alemán, Morelos, Ocampo, Palmillas, REYNOSA, Soto la Marina, Tula, VICTORIA, Xicoténcatl y Villagrán.

De los DIF: Matamoros, Río Bravo, San Fernando, Tampico y VICTORIA. El Instituto de Cultura y Artes de Reynosa y Tribunal de Justicia Administrativa de Victoria.

No se necesita ser adivino para saber quiénes dejaron “cola” a su paso por la administración pública. Son los ayuntamientos de dos años 2016-18 y los que alcanzaron reelección, que son muy pocos y no tienen para donde correr.

Por ejemplo en González, Don Guillermo Verlage Berry hizo muy mala labor después de años que estuvo buscando la “silla”. Dejó pendientes por 13.3 millones de pesillos en 39 observaciones en obra publica y gestión financiera, a las que no respondió satisfactoriamente. Inicialmente los fiscalizadores le hacían cuentas por 126 millones.

Sería buen escarmiento para el resto de funcionarios.

Como dicen por ahí, de poco en poco la gallina llena el buche. El ayuntamiento de Camargo registró malos manejos por siete millones, según la auditoría; Burgos por 14; Guerrero 36 millones limpiecitos en 50 observaciones.

La rebelde presidenta (viene de dos años atrás) de Reynosa, Maki Ortiz, tendrá problemas muy pronto. No pudo cuadrar 513 melones en 62 señalamientos, de ellos 113 millones en el renglón de obra pública, Fortamun y Fismun.

No debe estar muy confiada y menos si la semana anterior se dio una vueltecita por Tampico para asistir al informe de un senador.

En Matamoros Don “Chuchín” de la Garza (dicen que ya está “domesticado”) dejó números rojos –según la ASE- en sus programas “subsidio a la tortilla” y “voluntades en común”.

Laura Amparán, de Altamira, también con problemas en los programas Fais y Fortamun.

La señora Malena Peraza Guerra, de Tampico, igual por desempeño en las tarjetas de descuento “experiencia que transforma” y becas municipales de educación.

De la región cañera, el ex de El Mante, Juan Francisco Leal Guerra, con pendientillos en su programa “juntos cambiamos, juntos mejoramos”.

Respecto a Victoria, es mucha lana la que no pudo justificar el alcalde Oscar Almaraz Smer. Atoradas igual las cuentas del DIF de su mujer en eso de “apoyos alimentarios” (merecen análisis en un tema especial).

Pero el que se fregó a todos, salió mas listo de lo que se esperaba, el más inteligente y genio para hacer trastupijes, es el ex presidente de Río Bravo, el bailarín Juan Diego Guajardo Anzaldúa: El angelito no dejó ningún archivo, ni un papel de sus actividades.

Un pillo genio. Si los otros ex presidentes –ahora enjuiciados- hubieran hecho lo mismo, otro gallo les estaría cantando.

Cambiando, ya se dio su “vueltecita” por Victoria Héctor Martín Garza González, Oficial Mayor de la SET. Lo invitaron los muchachos de la normal básica.

Luego estuvo en González y finalmente en la cabecera de Aldama donde lo esperaba el alcalde Jorge Luis González Rosales y el líder de la ganadera, Joaquín Pazzi Alemán.

El autor de esta columna retira el dicho de por qué no visitaba la capital si había recorrido ya Tampico, Nuevo Laredo, Matamoros y Reynosa, entre las principales ciudades, aparte de El Mante donde estudió en una primaria.

Bastante interesante que la elección de la mesa directiva nacional de Morena se decida por la vía de encuestas. Es algo muy al estilo tricolor, mientas los aspirantes son “encerrados” en algún balneario playero para que no interfieran.

El IETAM le pidió al Congreso del Estado 152 millones de pesos de subsidio para las panzas aventureras de los partidos políticos en el 2020. Luego hablamos de eso.

Leave Comment

*