Incendiaria carta al delegado del PRI

Oct 7th, 2019 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Siempre en las urnas, en ebullición política, en la vil grilla. La lucha por el poder es eterna.

Si otra cosa no sucede, entre martes y jueves el Senado de la República aprobará las reformas constitucionales en cuanto a la revocación de mandato del ejecutivo federal y los gobernadores.

Pronóstico nada bueno para los ciudadanos mortales, los mexicas de a pie.

No hemos terminado la homologación con años electorales federales, cuando ya está en puerta la revocación del Presidente López Obrador, como fue una de sus banderas de campaña.

La idea original es que, federación y estados realicen sus comicios cada tres años para ahorrar gastos y no distraer a los ciudadanos que necesitan estar ocupados en sus labores productivas.

Sin embargo la reforma ya nos conduce a que, en febrero del 2022 se dará en las urnas la ratificación o el adiós del señor López.

Aparte la reforma obligaría a que los estados acoplen sus Constituciones, para ir por la ratificación de los gobernadores a mitad de sus respectivos sexenios.

Si nos colocamos en Tamaulipas, la próxima renovación de alcaldes y diputados locales se dará el primer domingo, seis de junio del 2021. Igual votaremos por diputados federales.

Para febrero del año siguiente (2022), según marcha el proyecto, volveremos a concurrir a las urnas, ahora para decir sí o no al ejercicio del tabasqueño.

La organización de este procedimiento correrá a cargo del Instituto Nacional Electoral a petición del tres por ciento del padrón electoral (que se encargarán de reunir los enemigos del pejismo).

Para entonces Tamaulipas será un hervidero, estaremos al rojo vivo con las precampañas por la gubernatura en un enfrentamiento (por primera vez) de los partidos PAN y Morena, sin límite de tiempo ni caídas. Los comicios serán el domingo cinco de junio.

Dos años más tarde, en el 24´, volverá la renovación de presidencia, senadurías y escaños federales, que llegará conjuntamente con diputaciones locales y otras vez presidencias municipales.

Según el proyecto la reforma constitucional, las entidades federativas tendrán seis meses –a partir de que el decreto se publique en el DOF- para adaptar el mandamiento de la Carta Maga. Si no hay cambio de última hora los gobernadores también deberán ir a consulta a mitad del mandato.

Tamaulipas cambiará gobernador en 2022, ya sea por dos o cinco años, para empatar, ahora sí con las federales. Gastos, grilla, acarreos, agitación política.

Si el siguiente gober es por dos años no sería muy conveniente consultar en 12 meses si continúa o se va. Desastroso volver a votar en 2023.

No acabamos de entender a los “genios” de la 4T, a lo que cabe preguntar ¿por qué no un Presidente de cuatro años con una reelección inmediata? A los “gringos” les ha funcionado.

Los gobernadores bien pueden tener el mismo ejercicio con posibilidades de reelección o decirle adiós al poder.

Está claro que las oposiciones –se unieron para hacer contrapeso- no permitirán que en la intermedia del 2021 aparezca el nombre de AMLO en las boletas. El efecto acabaría a sus contrincantes. Lo saben muy bien.

Dice el proyecto que “el proceso de revocación del gobernador o gobernadora del estado es de carácter democrático, y tiene por objeto que la ciudadanía decida sobre de la o del mandatario a su cargo. Se llevará a cabo durante el tercer año del periodo para el cual fue elegido”.

Total que siempre viviremos en grilla, una eterna confrontación política por el poder estatal y federal que distrae a los ciudadanos de sus labores cotidianas productivas. La lucha por el poder es eterna.

Don José Luis Garza Ochoa, flamante delegado del PRI en la entidad (dicen que cambió las oficinas de ciudad Victoria a Guadalupe, Nuevo León) debe andar con la cola entre las patas. Se la apareció el demonio en la figura de Humberto Valdez Richaud, un militante de Reynosa con muchas millas.

Inicialmente el señor Garza abrió la boca afirmando que la lista de consejeros tamaulipecos no está oculta, que siguen siendo los mismos y dio el enlace electrónico con el CEN.

Lógico que no está completa. El guadalupano es un ignorante de los asuntos políticos estatales. No ha querido ni dar la cara a la prensa.

Una carta elaborada (está confirmado que no es falsa) por el popular “Betico” se difundió ampliamente este domingo en redes sociales. Encuera la triste realidad que vive el priísmo cuerudo, un “ineficaz desempeño” como le dice, a manos de Yahleel Abdala Carmona bajo los influjos del innombrable que vive en San Pedro Garza García, también en la tierra neoleonesa.

Afirma en el documento incendiario que, igual que su caso, 300 militantes y consejeros fueron “rasurados” del padrón sin pasar por los órganos internos competentes.

Valdez era consejero. Ya no está como muchos otros que fueron expulsados de facto por la señora Abdala y el equipo egidista.

“Para mi no es raro que me hayan borrado del consejo político estatal del PRI, ya lo habían señalado”, manifiesta y reitera lo que denunció en otras ocasiones: Que el ex Gobernador Egidio Torre Cantú “es la persona que se ha encargado de acabar con el PRI en el estado (hasta la fecha)”.

Valdez, ex diputado y ex alcalde de Reynosa, reta al escurridizo delegado y dice que pronto le mostrará cómo le hicieron para dejar en CERO casillas de votación en favor de Ivonne Ortega, en la reciente competencia por la dirigencia nacional.

Si lo quieren correr, comenta Betico, hay un camino que deben seguir. Es a través de la Comisión de Justicia Partidaria.

Cierto, como lo señala, el tricolor en Tamaulipas está a punto de perder su registro. La gente de Egidio se encargó de sepultarlo.

Este lunes el senador Américo Villarreal Anaya difundió un mensaje en que informa a los jubilados y pensionados (gobierno federal) que, sus pagos serán calculados ya no en UMAS sino en salarios mínimos ¿qué tiene que ver él con ese tema?. Posible que salude con sombrero ajeno. Se trata de una resolución de jurisprudencia de la Suprema Corte.

 

 

 

Leave Comment

*