Siempre he tenido el “cosquilleo” de la política: Luis Torre Aliyán

Mar 4th, 2020 | By | Category: Articulos Destacados, Nota del día

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Se llama Luis Torre Aliyán. A los 31 años ha forjado una exitosa carrera como abogado, y es actor político de la nueva generación del “no engañar”, ser transparentes y congruentes con lo que piensan y hacen.

«Síndico en tu colonia»

Síndico del ayuntamiento victorense, navega ya con “luz propia” y… Hay quienes apuestan por su futuro.

Bromea sobre su “experimentada juventud”:

-Algunos que me conocen dicen que soy “alma vieja”, pero.., no sé.

Habla de temas políticos, personales y familiares, su niñez, gustos y aficiones, pero también de su posición dentro del ayuntamiento. Niega ser el “síndico rebelde” aunque a veces “se pisan cayos”, dice.

No puede dejar de lado su “parentesco en cuarto grado” con Egidio Torre Cantú, de quien menciona, “no es y nunca va a ser político”. A su actuación como Gobernador le otorga una calificación de “reprobado”.

Niega andar en precampaña por la alcaldía de Victoria y, los panorámicos y “mupis” instalados en la ciudad, solo representan una forma de marketing de su empresa “Torre Abogados”.

Si a últimas fechas recorre colonias populares para entrevistarse con grupos, es en calidad de síndico  “para recoger el pulso de lo que piensan los victorenses en relación a sus problemas”.

¿Militante del PAN?

-Simpatizante desde 2008; casi 12 años. Incluso participamos en la campaña electoral del 2009. Ahora el partido me abre las puertas para participar.

¿Desde cuándo las inquietudes políticas?

Diría que desde siempre, por no decir que desde güerco. Mi abuelo fue abogado, mi padre, mi madre es abogada. Soy abogado.

En Cabildo

¿Cómo alcanzó la posición de síndico?

-Al terminar mi periodo como presidente de Coparmex 2017-18, Acción Nacional me invita a participar en la planilla por el ayuntamiento. Acepté porque desde siempre he tenido el “cosquilleo” de la política. Sin titubear dije que sí.

¿De qué manera intervine Luis Torre en las decisiones municipales? Es un ayuntamiento muy cuestionado

-Lo es, coincido en que lo es. Me gusta ser claridoso lo más que se pueda. Por un lado está el cabildo y por el otro el gabinete, lo que es el presidente, secretario del ayuntamiento y directores ¿cómo participamos? con diversos temas, sin embargo es un poco limitada porque se da cada vez que sesionamos. Eso sí, votando a estar de acuerdo o no, siendo congruente a lo que uno piensa.

¿El “síndico rebelde”? A final se aprobó el presupuesto.

-Su servidor no estuvo de acuerdo en muchas cosas desde el inicio, en la forma como uno esperaría. En mi carácter de síndico no me pareció correcta la forma de llegar a la sesión de cabildo casi a ciegas. Me parecía que no era lo correcto en cuanto a la forma y fondo, por lo menos estar enterado de lo sustantivo.

Decidimos no asistir. Eso me pareció ser congruente con lo que pensaba, pero además, no tan rudo con el resto de mis compañeros de la fracción panista que presumía votarían a favor del documento.

Rebelde es una palabra muy sintomática. Si uno es congruente con lo que piensa, dice y procura, y también rima con lo que haces, se pisan cayos. Si eso es ser rebelde, entonces sí, aunque de entrada no lo creo.

De lo aprobado ¿Podría desligarse de algún tema específico?

-Con la acción, simplemente el no votar, los hechos hablan. Esa palabra. Yo diría que un actor político nunca debe desligarse de la realidad que vive la mayoría de la gente que representa. No debemos olvidar que somos precisamente eso, representantes de la ciudadanía.

Hablando de transparencia. ¿Unico del ayuntamiento que ha presentado su declaración “3de3?

-Me gusta la pregunta. La transparencia ha sido, es mi bandera y pretendo que siga siendo siempre. A las pruebas me remito. Tengo una columna periodística que se llama “Del Abogado Amigo” y desde el 2013 empecé a escribir sobre este tipo de asuntos.

En el cabildo lo he seguido haciendo ¿cómo puede uno participar? pues señalando a la jefatura de Transparencia de cómo van, siendo un “cadillo”, oye cómo vas en las obligaciones en materia de transparencia, estás cumpliendo o no.

De la declaración “3de3” tengo una frase que me gustaría repetir: “Cómo esperar gobiernos transparentes si quienes los encabezan no lo son”. Creo por convicción en eso. Fui el primero en presentar la declaración y está abierta para interés de la ciudanía.

LOS PANORAMICOS Y VISITAS A COLONIAS

Luis Torre es hijo de Egidio Torre Gómez y Manuela Aliyán Suárez, él magistrado del Tribunal de Justicia y ella notaria.

Cursó la carrera de Derecho en la UAT, campus Victoria, donde se tituló en 2013 y comenzó a litigar. Tiene maestría en Derecho Laboral.

Hay en la ciudad panorámicos y muros informativos (Mupis) en relación con el despacho Torre Abogados ¿algún interés político?

-No. No son los tiempos de hablar de este tema. Tengo entendido que en septiembre  el IETAM abre el proceso. El despacho que represento ha tenido diferentes estrategias de marketing. Ahí están las pruebas.

Sabemos de visitas a colonias populares ¿anda en precampaña?

-No está relacionado. Las facultades del síndico son más de escritorio, pero somos representantes populares y qué mejor representatividad que recoger el pulso en cada rincón de la ciudad, saber lo que sienten los victorenses en relación a  los problemas. Tengo que dejar el escritorio e ir al campo a escuchar a la gente.

Como síndico y miembro del ayuntamiento se entiende que conoce los problemas de Victoria ¿alguna idea nueva para solucionarlos?.

-Desde luego que sí conocemos la problemática de manera genérica. Nos preocupa. Pero aseguro que las particularidades de un problema, como el agua, es distingo en cada sector como la Esfuerzo Popular, la Satélite II, Altamira. El problema es distinto, en algunos exceso y en otros falta de presión o que está sucia el agua. Otro plano es el desabasto.

Sí se conocen, hay que palparlos en cada rincón de la ciudad para generar soluciones. Creo que el apoyo del señor Gobernador ha sido determinante en el tema de seguridad pública, le ha entrado de frente.

EGIDIO TORRE NO ES Y NUNCA VA A SER POLITICO

En la familia Torre hay tres Egidios: Torre López, Torre Gómez y Torre Cantú.

Torre López es el tronco familiar, sus padres llegaron a Tamaulipas el siglo pasado procedentes de Yucatán. Torre Gómez es hijo de Luis Torre López, hermano del primero. Egidio el ex Gobernador es hijo del Egidio Torre López.

Sin embargo pese a ser familia hay poca relación, como dice Luis:

-Saludé al Gobernador Egidio dos veces en seis años y fue siendo yo presidente de la Coparmex, en algún evento.

Y agrega:

– Son dos familias, no sé si distintas, no sé si sea la palabra correcta, pero sí separadas. Unos son los Torre Cantú y otros los Torre Gómez de donde vengo.

Algunos miembros de la familia Torre crecieron políticamente en ese sexenio ¿por qué no le tocó a Torre Aliyán?

-Te has de referir a Morris, ja ja ja.

Bueno, hay otros… el cuñado.

-Yo en ese tiempo litigaba, todavía no participaba. Mi primera aparición pública fue en la Coparmex, casi al final del sexenio, y es en la iniciativa privada que no está ligada al gobierno. Pero no, familiarmente un tema de ventaja no.

¿Qué opinión tiene del gobierno de Egidio Torre Cantú?

-Tengo una percepción como creo la tiene la mayoría de la gente. Llegó de  manera circunstancial después del  lamentable accidente de Rodolfo. Egidio no era, no es y nunca va a ser político. En todo su sexenio le faltó sensibilidad para estar cerca de la gente. Su perfil no le daba.

Estimo que no fue lo suficientemente capaz o no tuvo el liderazgo para desdoblar a través de su gabinete, y que tuviera esa sensibilidad que sí tenía su hermano Rodolfo. Fue su principal error. Es más, si me dijeras que le pusiera una calificación, creo que no lo aprobaría.

¿Ni de panzazo?

-Creo que no, ni de panzazo. Hay algunos rubros en los que hizo –me gusta por rubros-, diría que en materia energética estuvo muy disciplinado  pero el tema que más duele a los tamaulipecos es el de la seguridad y ese dejó mucho que desear. Por eso no lo aprobaría.

¿Tuvo usted alguna relación política con Rodolfo Torre Cantú?

-No. No coincidimos. Cuando él hacía política yo todavía no participaba. No hay un empate de agendas, ni él por el PRI y yo por Acción Nacional.

¿Cuál es el parentesco que tiene usted con Egidio el ex Gobernador y Egidio Torre López?

-Lejano. Si contesto como abogado es incluso más lejano. Es en cuarto grado con ellos. Torre Cantú viene siendo primo de mi padre. Del doctor, jurídicamente ya ni parientes somos, en estricto sentido legal.

No seríamos porque los parentescos  acaban de acuerdo con la Ley en cuarto grado, pero como coloquialmente se dice, el doctor viene siendo tío abuelo.

Y agrega sobre la sangre Torre:

-Estoy orgulloso de cómo me apellido y de lo que mi padre y mi madre han hecho en su vida, son gente de trabajo. Vienen de la cultura del  esfuerzo.

LE VA A “LAS CHIVAS”, PERO APOYA A “CORRECAMINOS”

Torre Aliyán es soltero; apenas anda en eso del matrimonio. Prácticamente hijo único. Tiene un hermano que vive fuera de ciudad Victoria.

Futbolista de toda la vida, le va al Guadalajara, Las Chivas, pero sin olvidar al equipo de casa, Correcaminos.

¿Católico?

-Sí, pero si escuchara mi abuelita y mi mamá, dirían: “Sí es pero lo regañamos porque necesita ir más a misa. Lo soy pero en la práctica me ha faltado ser tal vez más constante. Sin duda desde niño soy católico.

¿Madrugador?

-Mucho. Iba a decir una mala palabra, “de a madre”. Me gusta serlo, así es mi padre. Ni en domingo me levanto tarde.

¿Deportes?.

-Futbol, me gusta mucho. Le voy a Las Chivas más que al Correcaminos. Bueno, sí le vamos al Corre pero más a Las Chivas. Creo que fueron las primeras camisetas que de niño me puso mi padre.

¿Qué música le gusta?.

-Casi no escucho.

¿Puro trabajo?

-Digo por qué. Primero lo del despacho, ahora la responsabilidad pública a la que me dedico la mayor parte del tiempo. Además soy presidente del Patronato Pro Educación para Jóvenes y Adultos de Tamaulipas en que el Gobernador es Presidente Honorario y su servidor Ejecutivo.

¿No fuma ni toma?

-No fumo. Tomo muy poco. Me echo una cervecita de vez en cuando.

¿Libros favoritos?

-De chavo me marcó “El Vendedor más Grande del Mundo” de Og Mandino. Ya casi no leo de ese autor, ahora leo a Agustín Basave. Me gusta mucho como escribe; “Mexicanidad y Esquizofrenia” es mi libro preferido. También “Por Qué Fracasan los Países”, de Daron Acemoglu y James A. Robinson, dos economistas muy reconocidos. Lo tengo de cabecera para consulta.

En un día ordinario ¿qué gusta comer?.

-¡Soy muy tragón!. La palabra dieta hasta me da ñañaras, pero… Me gusta comer de todo, soy saludable pero procuro equilibrar. Hago ejercicio, salgo a correr ahí por la casa de ustedes, de perdido tres veces por semana.

¿Soltero todavía?

-Así es

¿Codiciado?

-No´mbre. No se pero no creo. Estamos en vías de encontrar a la indicada.

¿Hermanos?

-Uno menor, Jorge, que vive en León. Allá trabaja y hace su vida.

¿Cómo fue la niñez de Luis?

-Muy relacionada con el deporte. Mis amigos eran de videojuegos y todo eso y yo siempre futbol y futbol. A mi papá le gusta mucho. Yo veía el programa de José Ramón Fernández, “Los Protagonistas”, y me sabía todo, estadísticas y quién iba en primer lugar o liderando títulos de goleo.

¿Hizo Servicio Militar?

-Claro que sí.

¿Y que tal?

-No fui de los afortunados con la «pelotita».

¿A quien admira como político, estatal o nacional?

-Pregunta interesante ¿internacional se puede? a Winston Churchill. Ese luchador me inspira, con sus defectos como cualquier actor político. He leído mucho sobre él. Nacional el panista Luis H. Alvarez. Me parece que es un perfil importante. Observo, pero creo que la política es una profesión de luces y sombras, es difícil que un perfil te lleve a opinar. Más bien empresarios como Garza Sada y otros de esa altura.

¿Qué le indigna de un político?

-Bien claro: La incongruencia, que no rime lo que piensa y lo que dice con lo que hace. Y otra cosa: Que se desconecte de la realidad, que no sea empático con lo que vive la mayoría de la gente.

¿Qué significado le da la palabra corrupción?

-Cáncer

¿Dedazo?

-Una práctica de la democracia mexicana que va en desuso.

¿PRI?

-El pasado

¿Chapulines políticos?

-Oportunistas de mal gusto.

No lo acepta pero, en su tiempo, el partido con el que simpatiza dirá si este joven con “alma vieja” es llamado a buscar nuevas responsabilidades públicas.

Leave Comment

*