¿Quién gobernaría si se se va López Obrador?: Unión Sinarquista

Jun 4th, 2020 | By | Category: Reportajes

El derrocamiento de Porfirio Díaz en 1911 al margen de las urnas, sumió a México en un caos político-institucional que culminaría con el asesinato del presidente Venustiano Carranza el 21 de mayo de 1920; fue una década en la que se vivió al margen de la ley, sometidos al criterio y libre albedrío de grupos revolucionarios que se disputaban la silla presidencial para gusto y regodeo de las hordas que comandaban, excepción hecha del presidente Francisco I. Madero.

Durante este corto periodo de 10 años, hubo tantos presidentes de la república, como grupos disputándose el poder; cada bando ponía y quitaba presidentes a su antojo a tal grado que llegamos a tener tres presidentes de la república a la vez, con el altísimo costo de vidas humanas y condiciones de miseria para el pueblo mexicano.

Quizá esta situación pudiera tener cierta justificación en el hecho de que no se contaba en aquel entonces con instituciones electorales confiables y por lo tanto los procesos electorales eran una grosera simulación. Ya no es así.

A cien años de distancia, nuestro país vive, afortunadamente, al amparo de instituciones electorales confiables y ciudadanizadas que son el garante para que México sea gobernado por la genuina voluntad popular expresada en las urnas aunque muchos millones de mexicanos estemos en desacuerdo con tal decisión. Debemos acatar el mandato de las urnas y en las urnas debemos vencer a Obrador o a quien sea. La definición etimológica de “SINARQUISMO” es, Orden, Autoridad,

Gobierno; y bajo esa premisa y definición ha conducido su lucha contra los malos gobiernos durante toda su existencia hasta nuestros días.

Por lo demás, es claro que el Sinarquismo, por razones ideológicas y doctrinales, no guarda ninguna afinidad ni simpatía con el régimen de López Obrador y por el contrario persistiremos en nuestra lucha por darle a México, un gobierno humanista que ame y sirva a su pueblo regido por los principios del socialcristianismo.

En base a estas consideraciones, es preciso aclarar que la Unión Nacional Sinarquista se abstendrá de sumarse a grupos que promueven y alientan el derrocamiento del presidente de la república con el único objetivo de satisfacer apetitos personales sin considerar los peligros para la patria si se lograra romper el orden constitucional con el derrocamiento del presidente de la república.

Se han puesto a pensar ¿quién gobernaría si se lograra la dimisión presidencial? Hemos reflexionado con suficiente responsabilidad ¿cuál es la mano que mece la cuna detrás de estos grupos que buscan romper el orden constitucional? Algunas de las cabezas que alientan a estos grupos están estrechamente relacionadas con los grandes evasores fiscales que deben a la hacienda pública miles de millones de pesos que han evadido durante muchos años, así como personajes muy allegados a López Obrador y que de una u otra forma serían los beneficiados con su renuncia.

No pretendemos con lo anterior, descalificar ni denostar la lucha de nadie, simplemente estamos obligados a actuar y conducirnos bajo el principio Sinarquista de que la salvación de México no es el socialismo ni el capitalismo salvaje; ambos extremos terminan convirtiendo al hombre en el lobo del hombre. La solución es el humanismo socialcristiano.

El sinarquismo sostendrá su posición invariable de que en México prevalezca el mandato de las urnas, no el fuego de los fusiles.

Atentamente

Patria, Justicia y Libertad

Ciudad de México, junio del 2019

POR EL COMITÉ NACIONAL

Gerardo Escamilla Medina

Jefe Nacional

Lic. Francisco Javier Álvarez de la Fuente

Secretario de Prensa y Vocero Oficial

Leave Comment

*