Los millones que dejan autos “chocolates”

Jun 11th, 2020 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- De que cobren y el billete salga de Tamaulipas, es mejor cobrar y se quede y circule en territorio. Lo explicaremos.

Desde hace por lo menos 25 años llegaron a la entidad líderes chilangos de organizaciones que “enlistan” vehículos “chuecos”, con el cuento de “estar en trámite de regularización”, que cobran y cobran muy bien por sus servicios. A nadie le rinden cuentas ni pagan impuestos.

Poco a poco rebasan al Estado.

La lana “chorrea” y los cabecillas pelean cuando hay “malos repartos”. Vienen demandas en tribunales que se complementan con golpes y desacreditaciones.

Son millones de pesotes que se van para otras tierras como ganancias ilícitas o corrupción en “cuotas” pagadas a funcionarios menores.

Por eso yo digo que es bastante saludable la iniciativa de la bancada del PRI –miércoles 10 de junio 2020- en que pide la creación de un Registro de Identidad Vehicular Para Unidades Extranjeras.

Si la tercia de tricolores fueron enviados a hacer la “chambita”, es otra cosa. La iniciativa es buena y tiene antecedentes en otras regiones de la Patria.

Debe haber un cobro, como dice el papel que leyó Yahleel Abdala Carmona: “El propietario o poseedor de un vehículo de procedencia extranjera al inscribir el vehículo en el Registro, deberá liquidar el derecho por la contraprestación del registro”.

No se sabe cuanta lana manejan los organismos que hoy venden documentos, pero “expiden” placas cada año, en tanto que el Gobierno del Estado lo hace cada dos.

Las generadas por particulares cuestan más que las oficiales. Aparte cobran “bajas”, compras, seguro contra daños y otros servicios.

Cuando Arturo Soto Alemán era subsecretario de Ingresos del Gobierno no pudo con el monstruo. Quería un registro de los “chuecos”. Le ganaron las influencias.

Esta  vez la iniciativa entregada a los priístas va encaminada a los vehículos que circulan en la zona fronteriza. Puede “pegar” y dejarle una buena lanilla al Estado.

La Secretaría de Finanzas instalará Centros de Verificación para recibir solicitudes, checar documentos con número de serie y, si todo es legal, conceder placas, una calcomanía y tarjeta de circulación, funciones que son del Gobierno.

De esta manera será creado el Registro de Identidad Vehicular de los americanos, para lo cual el interesado tiene que demostrar domicilio en la frontera.

En última instancia pueden entrar todos los que ya se ubiquen en el Estado. Lo que se quiere evitar es la compra desesperada, ilegal también.

Habrá refrendo como si fueran unidades mexicanas. Cada año en el mes de enero.

Sanciones desde luego: Para quien no refrende o pague a tiempo, multas de hasta 50 UMAS, algo así como cuatro mil 350 pesos.

El proyecto es muy sencillo, apenas 15 artículos. Si “pega”, los dueños de “chuecos” le dejarán unos pesos al Gobierno del Estado. Es mejor a que paguen a particulares que ejercen funciones de control vehicular.

En Chihuahua las placas fronterizas han sido efectivas. Son buen negocio. Cuestan casi los tres mil pesos por año.

Algo que le faltó a la iniciativa de Tino Sáenz, Olga Garza  y Yahleel Abdala: Tipificar como delito el que personas sin contar con autorización, “promuevan o expidan cualquier tipo de documentos, engomados, láminas o cartones de identificación vehicular”.

Así lo hizo el gobierno morenista de Baja California y le genera pesos. Mandará al bote a los comerciantes privados. La multa es por 180 mil pesos y cárcel por nueve añitos. No hay competencia.

Como uno de los lemas de Morena es “primero los pobres”, se cobran mil pesotes por cada registro.

Si en Tamaulipas circulan 800 mil unidades como lo dice la iniciativa, serían 800 millones que irían al erario en lugar de a bolsillos privados. Por lo menos para rehabilitación de carreteras.

En otros asuntos, el Congreso del Estado aprobó reformas a la Ley Electoral y  otros ordenamientos, para incluir la violencia política contra las mujeres en todos sus aspectos. Con ello Tamaulipas se pone en concordancia con la legislación federal.

Para que una nueva reglamentación entre en vigor, tiene que aprobarse y publicarse en el Periódico Oficial tres meses antes de arrancar el proceso electoral, es decir, la reunión de instalación del consejo general del IETAM. En este caso, antes del 15 de junio.

Quedan pendientes otras definiciones como la duración de ejercicio de la siguiente administración y las reglamentación de las pre precampañas, por ejemplo. ¡Esas campañas adelantadas! Hay una laguna en la Ley que aprovechan  los actores repartiendo despensas y otros servicios.

Nadie puede impedir que alguien saque de su bolsillo para ayudar a los más necesitados, pero deberá hacerse con orden, reportarlo a instancias electorales y entregar físicamente a través de alguna donataria autorizada por la Secretaría de Hacienda ¿no le parece?.

En lo académico, la UAT ha entrado en un tema en el que pocos han dicho esta boca es mía: El efecto psicosocial por el confinamiento del Covid-19

El tema fue abordado por Lorena Alicia Medina López dentro del curso en línea titulado “Intervención en Crisis”, llevado a cabo por la facultad de Derecho del Campus Tampico, ante estudiantes de la carrera de Psicología. Explicó los trastornos mentales que pueden presentarse por el confinamiento social, entre ellos el estrés y depresión.

http://www.janambre.com.mx

Leave Comment

*