Cada canino es un drama: Chloe sobrevivió al ser atropellada junto a su madre y tres hermanos

Ago 14th, 2020 | By | Category: Nota del día

Tula, Tamaulipas.- Cada refugiado es un drama de la vida diaria que duele en el corazón de la mayoría. El resto son los irresponsables que provocan muerte y sufrimiento.

Chloe, de apenas unos meses de nacida, fue atropellada junto a su madre y tres hermanitos más. Fue la única sobreviviente pese a las lesiones múltiples que presenta: Fractura en la pata delantera, fractura de mandíbula y fractura de un colmillo.

Del desalmado conductor no se supo nada.

Es el refugio canino –si nombre todavía- que un grupo de jóvenes tultecas se han echado a cuestas para rescatar a víctimas de maltrato, en una tierra donde el Reglamento para Protección de los Animales es menos que letra muerta. La autoridad municipal no existe.

El último censo comunitario es el siguiente: 16 cachorros, seis adultos y cinco recién nacidos, “todos rescatados de la calle” dice una de las responsables del albergue,  Flor Teresa Sánchez Lara.

Junto a ella participan Diana Laura Maldonado Limón y Dulce Grecia Rodríguez Hinojosa, quienes tratan de constituirse en asociación civil para estar en condición de facturar y recibir más donativos de la comunidad.

Tienen un mes trabajando y atienden a 27 animales que ya generan buen gasto en alimentación y servicios veterinarios.

Los tratan con cariño y ellos se dejan querer. Por motivos de identificación, a cada uno y una le bautizan con un nombre. Puede ser cualquiera, el que más “acomode”.

A Mitzy la mordieron en una pelea callejera. La recogieron lesionada.

Hay de varias razas. Una pitbull llegó seriamente enferma por maltrato de sus dueños. Recibió atención de los veterinarios y se ha recuperado.

-¿Cómo nació este proyecto?

-Por amor a los animales. Yo tengo una tienda de mascotas –responde Flor Teresa.

Por ahora ellas participan en el sostenimiento del albergue, costean los gastos con la colaboración de personas altruistas. Organizan rifas, venden enchiladas tultecas y hacen promociones entre las casas comerciales.

Son pioneras en el tema y esperan más colaboración para rescatar a las víctimas de maltrato, que no son números menores en una población humana  bastante reducida como la de Tula.

El proyecto es sanar, esterilizar y dar en adopción.

Este grupo de activistas requieren del apoyo ciudadano para colocar techos en las instalaciones ahora prestadas. Les  hace falta material para división de corrales y jaulas.

Tienen fe en que llegará la mano amiga de aquellos que no golpean a palazos a sus mascotas, atropellan o abandonan en la calle como fue el caso de los cinco recién nacidos  que ahí tienen cabida.

No todos los tultecos son crueles con los animales. Quedan muchos corazones buenos que sin duda colaborarán con su granito de arena para dar salud y algo de felicidad al mejor amigo del hombre.

http://www.janambre.com.mx

Leave Comment

*