Pancho Villa tuvo 18 esposas y se casó con 17; la otra era mormona y no quiso iglesia…hijos fueron 22

Ene 11th, 2010 | By admin | Category: Reportajes

FUE HIJO DE UN JUDIO ALEMAN QUE VIOLO A SU MADRE

Por: Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria.- Después de varios años de investigación por diferentes partes del país, de reunir documentos y fotografías,  muchas no conocidas, Armando Domínguez Mendoza logró publicar su libro “Vida, Hazañas y Muerte de Pancho Villa”, el que ahora promociona.

Por lo pronto tiene ya programadas 15 presentaciones en diversas poblaciones, como Galeana y Linares, N. L.; en Tamaulipas, Nuevo Laredo, Valle Hermoso, el poblado Francisco Villa, en San Fernando, que es el ejido más grande de México, y así sucesivamente.

Campeón nacional de oratoria en 1976, Domínguez es originario de Valle Hermoso, y tiene ya otra publicación precisamente sobre ese tema.

La edición contiene algunas fotografías hasta la fecha inéditas de Villa, que Domínguez consiguió en Jalisco y otras partes con los familiares de Doroteo Arango Arámbula, que era el verdadero nombre de Villa.

-¿Cómo surgió la idea de escribir este libro?

-Es alguien que en lo personal me ha llamado mucho la atención, sobre todo en la forma en que surge a la vida pública, en un momento difícil de transición por el que atravesó el país. Es un personaje que sigue cabalgando en la conciencia del pueblo de México.

-¿Dónde obtuvo esos elementos, esos datos?

-Las fotografías…Le voy  a hacer un comentario. Estando en el centro de la República, en  Ojuelos, Jalisco, logré contacto con algunos personas que admiran mucho a Villa, inclusive me presentaron a una médium que tuve el placer de conocerla, es de Pino, Zacatecas, y vivimos una experiencia muy importante.

Hoy en día llegas a cualquier restaurante o negocio sobre carretera, y ahí hay una foto de Pancho Villa. Es un personaje del que sigo recabando información y, sobre todo, fotos que me dieron allá, y parte de ellas me las han obsequiado algunos descendientes de Doroteo, mejor conocido como Pancho Villa. Algunas las hemos adquirido en los recorridos que he hecho.

-¿Hacen curas y sanaciones con el espíritu de Villa?.

-En el libro vienen varios testimonios, sobre todo la oración a Pancho Villa, que ya lo elevaron a Santo, y esto ha sido porque está en la conciencia del pueblo de México.

-¿Un Santo popular?

-Sí. Acuérdese que esto de las apariciones y de nuestros dioses datan desde la época prehispánica, y en eso está fincada la fe del pueblo de México. Representa un Santo hoy en día, sobre todo para los marginados y los que menos tienen, porque lo venera el pueblo mexicano.

CASO CON 17 MUJERES; CON UNA NO

Domínguez es economista egresado de la Universidad de San Luis Potosí y, desde hace años, ha publicado artículos periodísticos sobre la historia de México.

Por la calle de Méndez, frente al Hospital Civil, tiene un negocio de venta de alimentos que se llama precisamente “Pancho Villa”, y que atiende su familia, donde por supuesto se vende el libro.

-¿Cuántos hijos tuvo Villa?, bueno, los que se sabe.

-Registra 18 esposas ¿por qué tantas? Fue una etapa difícil, y casi la mayor parte andaban en los frentes de batalla, en los combates, y las mataban y por eso Villa se volvía a casar, y tuvo 22 hiijos. Con todas se casó, menos con una por ser mormona.

En el libro habla de las esposas del General, y también de más de 300 hijos que adoptó cuando estuvo en 1914 en la ciudad de México, niños de la calle que vivían en condiciones difíciles, y más tarde se los llevó a Chihuahua, donde fue Gobernador por un mes y una semana.

-¿La Valentina exitió? ¿Se casó con Villa?

-Anduvo en los frentes de batalla, precisamente en Ojuelos, cuando Villa se enfrentó a Alvaro Obregón, en la batalla de Santana del Conde, de Celaya. Ella acompañó a Villa y le llamó mucho la atención porque era una guerrillera muy valiosa, quien participó más tarde en Zacatecas y en varios movimientos del centro del país.

-¿De dónde era ella?

-De Ojuelos precisamente. Ahí en el libro viene la fe de bautismo, y le agradezco mucho al párroco de la iglesia que me la haya obsequiado, pues ahí tiene sus orígenes.

-¿Es el máximo exponente del movimiento revolucionario?

-Villa y Zapata, puede decirse que fueron las figuras más limpias de la Revolución Mexicana. A Villa no lo pueden ver los descendientes de la burguesía porque les pegó muy fuerte a los caciques, a los terratenientes, y sobre todo al padre suyo, que no lo quiso reconocer como hijo, quien fue un judío alemán llamado Luis Germán. El abusó de su madre.

El padre biológico fue ese judío, ahí viene en el libro, y por eso Villa sintió un gran odio en contra de los terratenientes de aquella época.

-Cuando mataron a Villa ¿fue exceso de confianza? El era un guerrillero experimentado.

-Estaba retirado a la vida privada. Su amigo el ex presidente Adolfo de la Huerta le había obsequiado una hacienda; le dijo: Geneal, por los servicios que usted prestó a la Revolución, dígame que hacienda quiere, y aceptó la de Canutillo, en Parral.

-El asesinato de Villa fue porque en 1923 estaba en la presidencia Obregón y este jamás le perdonó haber perdido un brazo en la batalla de Celaya. Por eso había una rivalidad muy fuerte y, sobre todo, porque ya venía una sucesión presidencial, donde se preparaba Calles para llegar nuevamente a la presidencia y más tarde se modificara la constitución para que entrara Obregón.

-¿Fueron los autores intelectuales de la muerte?

-Ellos fueron y, con toda la pena del mundo, debemos decir que estuvo también en el asesinato el tamaulipeco Emilio Portes Gil, que jugó un papel muy importante en el crimen.

Fueron los que planearon la muerte, junto con el general Francisco Roque Serrano.

-¿Le tenían miedo?.

-Sí, porque como no se habían cumplido las demandas por las que se luchó en 1910, tenían el temor de que tarde o temprano el General se levantara nuevamente en armas y los combatiera, y pues estaba su amigo Adolfo de la Huerta por un lado, por el que sentía un gran afecto y admiración.

Domínguez Mendoza tiene la más completa colección de fotografías de Villa en Tamaulipas y, a través de su libro, usted podrá enterarse que, el famoso caballo “Siete Leguas”, en realidad era una yegua que anteriormente se llamó “La Muñeca”.

El propio Villa contaba por qué Siete Leguas.

Un tarde, cerca de Valle de Allende, un hombre le avisó que venía un grupo de soldados por él, y montó su yegua escapando a todo galope hacia Talamantes. Entonces, al llegar a lugar seguro, vio con asombro que la yegua estaba llena de sangre pues recibió un disparo.

El animal corrió herida salvándole la vida, por una distancia de siete leguas precisamente.

Pasajes como este son muchos en este libro.

http://www.janambre.com.mx

4 comments
Leave a comment »

  1. Busco información sobre los villistas en tamaulipas en tiempos de la revolución. Algun libro que me puedan recomendar?

  2. SR. FELIPE MARTINEZ CHAVEZ: SOBRE LA MUERTE DE VILLA, DEBERIA LEER EL LIBRO “YO MATE A FRANCISCO VILLA”, DE VICTOR CEJA REYES, QUIEN ENTREVISTO A LOS ASESINOS MATERIALES DE VILLA, COMANDADOS POR MELITON LOZOYA, EN EL LIBRO CONFIESAN QUE FUE PLUTARCO ELIAS CALLES, QUIEN LES PAGO $3000.00 (TRES MIL PESOS M.N.) A CADA UNO POR ESTE TRABAJO. CON RESPETO J. J. RIOS

  3. Jose Jorge: yo quiero ese libro “yo mate a villa” en pdf si sabe donde lo puedo descargar se lo agradeceria muchisimo.
    gracias:
    Ana Saenzpardo B.

  4. …la Hacienda de Canutillo esta en el Estado de Durango…Saludos.

Leave Comment

You must be logged in to post a comment.