El Cerro del Bernal

Nov 30th, 2009 | By admin | Category: portada

HA MATADO A MUCHOS, ENTRE ELLOS UN SOBRINO DE “LA QUINA”

fotoberna1González.- Lo tenemos aquí cerquita, frente a nosotros, enorme, imponente, con un fondo de nublazón, y es entonces que Vicente avienta la acusación.
-El Cerro del Bernal se ha “tragado” a muchos; ya no regresan.
Y comienza los dichos, o realidades como afirma.
Un día llegó a la región un muchacho, estudiante, pariente del entonces todopoderoso líder petrolero Joaquín Hernández Galicia.
El joven había manifestado su intención de escalar, aun en contra de las opiniones de los lugareños, los mayores.
-El cerro tiene su historia, si vas no regresas, le dijo Verlage, miembro de una prominente familia de agricultores.
No convencido, el muchacho contestó.
-Yo he subido a verdaderos cerros, en los Estados Unidos, en la noche, y no a lomitas como estas.
Sin avisar, al día siguiente el muchacho emprendió el viaje en su vehículo hasta las meras faldas del Bernal, seguramente con la intención se iniciar la escala.
Pero no llevaba nada, ningún equipo, ni herramientas.
Enterados del suceso, los familiares comenzaron buscarlo y recordaron sus palabras y la intención de ir al cerro.
Al pie de la montaña, dos días después encontraron el vehículo. No había duda que comenzó a subir y algo le había pasado.

DURMIO EN UN ARBOL; SE CAYO

Después de una búsqueda permanente lo hallaron los de la Cruz Roja: Estaba muerto, despedazado.
La versión de Vicente, que fue protagonista de la búsqueda pues fungía como comandante de la policía de González en ese entonces: El joven se perdió, se le hizo noche y, como aquello está lleno de fieras, se subió a un árbol donde se quedó dormido.
Como no llevaba equipo, algún mecate, dormido se cayó del árbol y fue a caer sobre otros donde se despedazó.
Por cuestiones de influencia política, de ciudad Victoria ordenaron que en la misma noche fuera bajado el cadáver por temor a que fuera devorado por los tigres y leones que abundan.
-A las cuatro de la mañana apenas habíamos llegado a las antenas (microondas) que están como a mitad del cerro.
En el día es peligroso adentrarse; en la noche está peor.
-Oíamos aquí cerquita los rugidos de los tigres, cuenta nuestro interlocutor, quien agrega no querer otra experiencia como aquella que vivió hace algunos años.

SALIO MEDIO LOCO

Y quienes están presentes cuentan otras historias que afirman son reales.
-De aquí se ve fácil, pero allá es enorme, son puras lomitas parecidas todas; te pierdes en un ratito.
Hace algunos años se perdió un residente criado en la región, “que la conocía como la palma de su mano”.
Pudo salir a los ocho días pero llegó a su ejido “medio loco”.
Como llevaba un machete, en ese tiempo pudo sobrevivir comiendo nopales y algunos frutos que se dan por ahí.
Se supone que el cerro y las faldas son propiedad nacional.
Pero en la plática también intervienen las mujeres; una de ellas, que escucha, indica.
-Ahí llegan los marcianos!
-¿Es peligroso subir?
-Sí, apenas guiados por gente que conoce.
Otros manifiestan que el cerro tiene magnetismo, tanto que atrae a las avionetas que pasan por el rumbo.
-¿Y arriba que hay?
-Gente que ha subido dice que sale aire frío de un agujero.
Pero en realidad parece que arriba no hay nada, son varios tiros de muchos metros de roca maciza.
Una fuente de Fomento Económico del Gobierno del Estado informó que ahí se pretende crear un centro turístico, pero las autoridades municipales “no le echan ganas”.
Según esto, se les puso a disposición mil hectáreas que son propiedad del estado y el proyecto para comprar miles más que son de ejidatarios y particulares.
El proyecto incluye construcción de palapas y alojamiento en la parte intermedia de las faldas, donde hay abundante agua, pero no se te interés.

MAS VALE NO ARRIESGAR

Ciertamente el cerro tiene características únicas, pues en el inmenso valle, la sierra más cercana se encuentra a 40 kilómetros.
Tal vez por eso el Bernal de Horcasitas es el emblema de González y de Tamaulipas.
Hay quienes aseguran que es la saliente de un volcán apagado que permanece en la sierra de Ocampo.
Aunque no está confirmado, los lugareños afirman que en ocasiones aparece lumbre de lo alto del cerro, y que sería el volcán que está despertando.
Lo cierto es que el Bernal de Horcasitas es bastante peligroso y, si la persona no lleva el equipo necesario y los guías que conozcan la región, mas vale no arriesgarse a escalar.
Hay subida por el lado oriente, por el rumbo de las antenas.
Solo basta recordar las palabras de nuestros interlocutor.
-Ahí ha subido mucha gente pero ya no regresa

One comment
Dejar comentario »

  1. Excelente material me gustaria saber mas historia del cerro

Dejar comentario

*